Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montilla cree que la sentencia del Constitucional ayudará a que más catalanes se manifiesten

Montilla pide a Zapatero "rehacer" el pacto estatutario y el cumplimiento "integro" del pacto estatutarioCNN+/Cuatro
Montilla ha destacado que la sentencia abrirá "un conjunto de contenciosos" con España, y ha criticado algunas de las interpretaciones "gratuitas y obvias" que el Alto Tribunal hace de algunos artículos, al que ha acusado de atentar contra la dignidad de Cataluña.
Al margen del fallo, que ha admitido que aún no ha podido leer en su totalidad, Montilla ha insistido en que Cataluña es una nación, así como que el catalán en la escuela ha quedado "salvado de forma razonable", a la espera de analizar el detalle de la sentencia.
"Esta sentencia, en contra de lo que pretende el TC, no ayuda a unir más España, todo lo contrario", ha subrayado el presidente de la Generalitat, quien constató que la sentencia conlleva un problema para Cataluña y para el resto del Estado.
Tras insistir que el Estatut es el eje central de las aspiraciones de Cataluña y que va más allá de una simple norma jurídica, ha confiado en que los ciudadanos acudan masivamente a la manifestación para mostrar su rechazo contra la "afrenta" que representa la sentencia, y en defensa del autogobierno y las instituciones catalanas.
Para Montilla, todo el dictamen es inaceptable, teniendo en cuenta que lo emite un TC "deslegitimado", tras cuatro años de deliberaciones y después de que se lanzaran, en su momento, "cosas horripilantes" en contra del Estatut, como que rompía España y que favorecía la poligamia, ha recordado.
Ha aprovechado también para arremeter contra el PP, al que acusó de sacar rédito político de la "campaña de anticatalanismo que ha desatado" en el resto de España. "El PP no ha conseguido su objetivo: dinamitar el Estatut. Sí que ha sembrado más cizaña, confrontación, conflicto, menos unidad, cooperación y más recelo. Lo contrario de lo que dicen que pretenden", ha lamentado Montilla, lo que, a su juicio, demuestra que España les interesa "bien poco".
Ha rehusado replicar las manifestaciones de la secretaria general del PP, Maria Dolores de Cospedal, quien la semana pasada le llamó "fascista", pese a que después rectificó esgrimiendo que se malinterpretaron sus palabras.
"No se ofende quien quiere, sino quien puede. Ella sabrá porque utilizó ese calificativo y por que le son tan propios. Yo no tildo de fascista ni totalitario a nadie", ha zanjado.
"Intolerable" la actitud de Gobierno y Generalitat, según UPyD
La portavoz de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, ha asegurado que la manifestación contra la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto catalán "va contra todas las normas", por lo que ha calificado de "intolerable" la actitud del Gobierno y de la Generalitat, a los que ha instado a acatar la sentencia dictada por el Alto Tribunal.
"Sin Constitución no hay democracia", ha advertido Díez, durante la concentración celebrada frente a la sede del Tribunal Constitucional, en la que ha criticado "el ataque frontal" que, a su juicio, está sufriendo el orden constitucional a raíz de que se hiciera pública la sentencia sobre el texto estatutario catalán.
Bajo el lema 'En defensa del orden constitucional', UPyD ha denunciado "la gravedad" que supone el hecho de que las instituciones españolas, en este caso la Generalitat de Cataluña, vayan a encabezar una manifestación de "desobediencia cívica y política".
Pero, además, el partido de Rosa Díez busca también poner de manifiesto que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, esté "estimulando" este tipo de reacciones al dejar claro la semana pasada su disposición a tomar medidas para "reforzar el desarrollo del Estatut" en su próxima reunión con el presidente de la Generalitat, José Montilla.