Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montilla renuncia a su escaño

El presidente de la Generalitat en funciones y aún primer secretario del PSC, José Montilla, ha renunciado a ser el líder de la oposición y a su escaño en el Parlamento catalán, después de que el partido cosechara sus peores resultados de la historia en las elecciones autonómicas de este domingo.
Así lo ha anunciado este mediodía en rueda de prensa desde la sede central de los socialistas catalanes, tras una larga reunión de la comisión ejecutiva del partido. Tras saberse el resultado electoral, Montilla ya ha avanzado que seguirá ocupando la primera secretaría del partido sólo hasta elpróximo congreso del partido, que ha confirmado que será en otoño, tras las elecciones municipales.
En una larga reunión de la ejecutiva que, según Montilla se ha caracterizado por su "franqueza", el aún presidente de la Generalitat ha formalizado la renuncia a su escaño y a liderar el grupo parlamentario, tarea que por ahora recae en una figura de consenso entre todos los sectores del partido: el conseller de Política Territorial y Obras Públicas en funciones, Joaquim Nadal.
La elección de Nadal ha sido por unanimidad, mientras que el portavoz del partido y viceprimer secretario, Miquel Iceta, seguirá como portavoz del grupo. Montilla ha recalcado que el PSC hará una oposición responsable, no como la que en su opinión está haciendo el PP en las Cortes.
En la campaña electoral, Montilla indicó que, si no ganaba las elecciones, no repetiría como candidato socialista a la reelección, aunque había evitado dar detalles sobre si también dejaría el liderazgo del partido. Ha recalcado que toma esta decisión desde el convencimiento, para que sea decisiva y permita reconstruir al PSC como alternativa sólida ante el nacionalismo conservador. "Yo no me cojo a la silla y al cargo. Soy coherente y consciente de que una derrota en el Parlament debe tener alternativas de futuro, y mi presencia en el Parlament lo impediría", ha dicho Montilla, recalcando que actúa desde la convicción.
Las consecuencias de la crisis
Miquel Iceta, portavoz del PSC, ha afirmado que la crisis ha tenido "un efecto clarísimo" sobre la caída de más de 200.000 votos respecto a las últimas elecciones catalanas, si bien ha dejado claro que no ha sido el único factor que ha influido en la derrota.
"La crisis tiene un doble efecto, golpea a los gobiernos y genera tensión hacia opciones más conservadoras", ha analizado, y ha atribuido el descenso de votos a que una parte de sus votantes tradicionales han optado por abstenerse o por formaciones más a la derecha, como el PP. Sin embargo, el dirigente socialista cree que una parte del electorado "no ha entendido" la apuesta del PSC por el tripartito y que el Govern "no ha explicado lo suficiente" sus logros.
"Resultado histórico"
La presidenta del PP catalán Alicia Sánchez-Camacho ha celebrado en Madrid el "resultado histórico para Cataluña y España" que ha logrado su formación en las elecciones autonómicas y ha subrayado que el PP "va a aglutinar el voto no nacionalista y el voto que defiende una Cataluña constitucional, española y de la libertad".
"El PP no va a renunciar a su programa electoral, no va a renunciar a la Cataluña de libertad y de constitucionalidad que defiende, a la Cataluña que se siente catalana y española y, por lo tanto, nuestros objetivos son cumplir nuestro programa", ha declarado Sánchez-Camacho a su llegada a la sede nacional del PP al ser preguntada si el su partido ofrecerá sus escaños a CiU para posibles pactos tras las elecciones.
La presidenta de los populares catalanes, que ha recibido felicitaciones de sus compañeros a su llegada al Comité Ejecutivo que hoy celebra el PP en Madrid, ha afirmado que en clave interna los resultados suponen "uno de los mayores éxitos para Rajoy". Según ha recordado, hace dos años se celebró el congreso nacional de Valencia y desde entonces se ha conseguido "estabilizar" el partido.
Preparar "la alternancia política"
Otro de los candidatos, Joan Puigcercós, presidente de ERC, ha afirmado que seguirá al frente del partido para preparar "la alternancia política" en las próximas elecciones, dentro de cuatro años, y, a pesar de que los republicanos han perdido 11 diputados, su líder ha asegurado que su discurso "no cambiará un ápice".
En declaraciones a Radio Nacional de España, Puigcercós ha preferido apartar la vista de los miles de votos perdidos y ha destacado: "Tenemos 217.000 electores, son personas que nos han dado su confianza y no podemos defraudar a esta gente".
"Al lado de la gente"
El líder republicano ha destacado que quiere estar "al lado de esta gente" y que va a "rehacer" un partido que se ha quedado con menos de la mitad de diputados en el Parlament de Cataluña de los que obtuvo en 2006.
Puigcercós ha trazado el camino para los próximos años, que pasa por "preparar la alternancia política que vaya hacia otra izquierda catalanista". Para el presidente de ERC, ahora "lo peor ha pasado", aunque ha reconocido que los resultados de los comicios de ayer son "una derrota electoral con todas las de la ley".

La presencia de los republicanos en el gobierno tripartito, la crisis económica, la escisión del independentista Joan Carretero y las divisiones internas son las causas que, para Puigcercós, explican el resultado de ERC en estas elecciones al Parlament de Cataluña.