Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mónica Cordera saca su lado más salvaje en la MFSHOW Women

Sonaba de fondo Colibria, de Nicola Cruz,cuando la primera modelo de Mónica Cordera aparecía sobre la pasarela llena de plantas Búcaro de la MFSHOW Women, la conocida como la hermana pequeña de la pasarela Cibeles. Una sudadera beige con bordados fue el look elegido por la diseñadora asturiana para abrir la colección primavera verano. Eso solo era el aperitivo de lo que después íbamos a ver.
Como la canción de la niña que nació del volcán, de la que toma el nombre la colección, lo nuevo de Mónica Cordera es salvaje y nos traslada a la selva con su explosión cromática: naranjas, azules, verdes y rosa empolvado son algunos de los colores que irrumpieron en la pasarela.
Su colección derrocha feminidad con faldas vaporosas que marcan la cintura, vestidos con escotes pronunciados, espaldas al descubierto, camisas con lazadas, crop tops que combinan a la perfección con los pantalones fluidos.
Mónica Cordera cuida los detalles, se nota en la calidad de los bordados que inundan vestidos, sudaderas e incluso las bombers, y en los detalles de acabado cosidos a mano; también en la elección de los tejidos con las gasas, el crepé, el Jacquard, el tweed o el algodón de punto.
La guinda del desfile, como manda la tradición, fue un vestido de novia que no podía ser más atrevido: cuerpo de red con transparencias que solo ocultaba lo imprescindible y falda de estilo lady con volumen y cola.