Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mladic asegura que tardará dos meses en leer los "monstruosos" cargos que le imputan

El ex comandante y presunto criminal de guerra serbo-bosnio Ratko Mladic.EFE
"Soy el general Mladic", respondió ante el juez holandés Alphons Orie, con voz tranquila y vestido con chaqueta, camisa oscura y corbata. A la pregunta del magistrado de si había recibido el acta de acusación en su "propio idioma" y si la había leído, respondió: "Soy un hombre gravemente enfermo y necesito algún tiempo para pensar". "No sé cuáles son los cargos, necesitaré dos meses para leerlos", agregó.
Asimismo, Mladic, en un tono de voz lento y cansino, declaró que no quería oír "una sola palabra" de las acusaciones, pese a lo cual se ha visto obligado a escuchar, en boca del magistrado, la lectura de un resumen de las acusaciones, que incluyen delitos como genocidio, persecución, deportaciones masivas y homicidios.
La cadena de televisión Al Yazira ha mostrado, simultáneamente, a varias madres de las víctimas de la matanza de Srebrenica observando, visiblemente emocionadas, la comparecencia de Mladic.
Ratko Mladic, antiguo comandante militar de los serbo-bosnios durante la guerra de Bosnia, fue detenido el pasado 26 de mayo en la localidad de Lazarevu, en la región serbia de la Voivodina (norte), después de 16 años huido de la justicia, y fue extraditado a La Haya y encercelado en el centro de detención de Scheveningen el pasado 31 de mayo.
El ex militar serbo-bosnio sido acusado por el TPIY de genocidio, crímenes de guerra y crímenes contra la Humanidad que se le imputan en relación con el conflicto de Bosnia y Herzegovina (1992-1995).