Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miles de personas contra la "imposición" del catalán en Palma de Mallorca

Manifestantes en Palma de Mallorcacuatro.com
Entre 25.000 y 30.000 personas, según cifra la entidad convocante Círculo Balear, pertenecientes a más de 26 entidades políticas, económicas y sociales, se han manifestado en Palma de Mallorca en contra de la "imposición" del catalán en la educación, la sanidad y la administración pública de Baleares. La Policía local ha cifrado los asistentes en 12.000. Los manifestantes también han defendido la libertad lingüística y la libre elección del idioma en los colegios.
Durante la movilización, los asistentes han portado variados carteles en los que se podía leer 'Castellano y catalán con los mismos derechos'; 'Aquí castellano y mallorquí'; 'Que no te impongan el catalán' o 'Por la libre elección de lengua'. También se han podido ver muchas banderas de Baleares y también banderas de España, incluida una preconstitucional.
Entre los asistentes, además de los convocantes, ha habido representantes de distintas formaciones políticas. Entre ellas, el Partido Popular. El alcalde de Marratxí, José Ramón Bauzá, el portavoz del PP, Carlos Simarro y el presidente de este partido en Mallorca, Joan Rotger, encabezaban la manifestación con una pancarta en la que se leía 'Nuestras lenguas nos unen'. En la segunda fila se encontraban otros dirigentes políticos, como la presidenta de Unión, Progreso y Democracia (UPYD), Rosa Díez, y el presidente de Ciutadans, Albert Rivera, quien estuvo acompañado por el candidato de esta formación al Parlamento europeo, Miguel Durán.
Un momento de tensión
Durante la marcha, ha habido un momento crítico, cuando siete jóvenes, disfrazados de monjas, curas y agentes de la Guardia Civil han desplegado una gran pancarta en una terraza de la calle Palau en la que se podía leer 'Catal sí sí sí sí, Feixismo no no no no'. Hecho que ha provocado la ira de los miles de manifestantes que se han encarado con los jóvenes al grito de 'fascistas', 'indecentes' y 'caraduras'.
Muchos manifestantes han calificado este hecho de "gran provocación", aunque los agentes de la Policía Local y Nacional no han tenido que actuar, debido a que no se ha producido ningún incidente, más allá del intercambio de insultos entre algunos manifestantes y los jóvenes que replegaron la pancarta.
Garantizar los derechos de las dos lenguas

El presidente de Círculo Balear y organizador de la marcha, Jorge Campos, ha remarcado que la movilización no iba "en contra del catalán", sino que lo único que quieren defender es la "libertad de poder elegir entre las dos lenguas mayoritarias acabando así con la imposición del catalán en la enseñanza, en la sanidad y en la administración". Campos ha reclamado también que "se garanticen los derechos de los hablantes de ambas lenguas".
En similares términos se ha expresado la presidenta de UPyD, Rosa Díez, quien ha considerado "lamentable" que en pleno siglo XXI, los ciudadanos de un país de la UE tengan que salir a la calle a reivindicar frente a los Gobiernos que "respeten sus derechos y la libertad de elegir la lengua en la que quieren que se eduquen sus hijos".