Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Microsoft deja de fabricar su reproductor Zune

Microsoft ha confirmado que abandona la producción de su reproductor portátil de música, Zune. Ahora ponen todo el interés en migrar a Windows Phone, el nuevo sistema operativo de la multinacional.Página oficial del Zune

La compañía ha explicado en la página de Zune que su intención es migrar la experiencia musical de los usuarios a Windows Phone, sistema operativo móvil de la compañía.

Microsoft ha explicado que mantendrá el soporte y la atención al cliente de Zune, pero que ya no producirá nuevos reproductores.
En 2006 Microsoft lanzaba Zune, su propio reproductor digital. La compañía pretendía hacer frente al iPod de Apple con un dispositivo que permitía reproducir música y posteriormente vídeo.
 Zune se ha mantenido durante cinco años en el catálogo de Microsoft, durante los cuales se ha visto totalmente eclipsado por el iPod y otros terminales similares. La llegada de los 'smartphones' con sus posibilidades multimedia ha terminado por enterrar al reproductor de Microsoft.

Ha sido la propia compañía la que ha decidido terminar con su dispositivo. Microsoft ha confirmado en la página de soporte de Zune que no fabricará más dispositivos.
Los de Redmond han explicado que "en adelante, Windows Phone será el eje central de su estrategia móvil para música y vídeo", con lo que la compañía ha decidido que "no se producirán nuevos reproductores Zune".

Con esta decisión Microsoft centra sus esfuerzos en potenciar los 'smartphones' y los 'tablets' como parte de su estrategia móvil. La cancelación de la producción de Zune, como suele suceder, no implica la desaparición del soporte técnico del equipo.
Microsoft ha asegurado que "continuarán trabajando en los servicios de Zune tal y como lo han hecho hasta hoy".
Además, la compañía ha prometido que seguirán "cumpliendo con las garantías de todos los dispositivos tanto para los propietarios actuales como para los que comprarán las últimas unidades".

Desde Microsoft han hecho especial énfasis en que "el servicio al cliente ha sido y seguirá siendo una prioridad", por lo que los usuarios no deben preocuparse de la cancelación de la producción de Zune.
Para confirmar sus declaraciones, la compañía ha puesto a disposición de sus clientes varias páginas con información sobre asistencia técnica e información relacionada.

La desaparición de Zune es una nueva prueba del éxito de los 'smartphones', que van camino de convertirse en el centro de la experiencia multimedia móvil de los usuarios.