Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Michelle y Sasha, de paseo por Ronda

Tras salir esta mañana del hotel Villa Padierna, en Benahavís (Málaga), en el que están alojadas, llegaron sobre las 11.00 horas a Ronda. Bajaron del vehículo oficial en la plaza Duquesa de Parcent y se dirigieron a pie a la Casa de Don Bosco, un palacete modernista construido a inicios del siglo XX, que se ubica en pleno corazón del conjunto histórico de Ronda, en la cornisa del Tajo.
Después de la visita a la Casa de Don Bosco, acompañadas por un guía turístico oficial de Ronda, pasearon por el casco histórico, cuyas calles estaban acotadas debido al fuerte dispositivo de seguridad. Así, ambas y su grupo de amigos pasaron por la plaza del Campillo y por la puerta del Palacio de Mondragón, haciendo una parada en la Colegiata de Santa María la Mayor, ubicada en la plaza del Ayuntamiento y que data del siglo XV.
Desde allí se dirigieron en coche a la Cuesta de Santo Domingo, que bajaron a pie para entrar en el Palacio del Rey Moro, situado dentro del recinto de la antigua medina musulmana, donde pudo ver los Jardines de Forestier. A continuación, entró en la mina, una empinada escalera de 365 peldaños excavada en el corazón de la roca que da acceso a un manantial que brota en el fondo del Tajo.
Poco después, la comitiva llegó a los jardines de Blas Infante, dirigiéndose al Restaurante del Escudero, situado junto a la plaza de toros de la Real Maestranza de Caballería y que ofrece unas espectaculares vistas al Tajo.
Jamón, yemas y regalo
Precisamente, desde este establecimiento, propiedad de los mismos dueños del restaurante Tragabuches de Ronda, aseguraron que a la primera dama le gustó mucho el jamón serrano, habiendo probado también las famosas yemas de Ronda.
De igual modo, resaltaron el trato "muy amable" que Michelle Obama ofreció a los trabajadores. Como obsequio, los dueños del restaurante le dieron un arca tallada a mano, de unos 80 años de antigüedad, que fue aceptada por la primera dama.
Una vez terminado el almuerzo, las Obama se dirigieron a uno de los más emblemáticos espacios de Ronda, como es la plaza de toros, reconocida como una de las más antiguas de España y de las más monumentales que existen.
Aunque fue mucha la expectación que suscitó la visita de la primera dama de EEUU, como lo demuestra que numerosos vecinos y turistas la siguieran en su recorrido por la Ciudad del Tajo, pocos pudieron verla y apenas unos minutos, debido al férreo dispositivo de seguridad.
Gala benéfica
Esta noche parece que la esposa del presidente estadounidense, Barack Obama, podría asistir a la Starlite Gala, una cita benéfica organizada por la actriz Eva Longoriay el malagueño Antonio Banderas, que tiene lugar en el mismo hotel en el que se aloja.
Las vacaciones de la familia Obama terminarán mañana domingo, día en el que se desplazarán a Palma de Mallorca, donde está previsto que almuercen con los Reyes de España y con la Princesa de Asturias.