Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Michelle Obama, la primera dama que apostó por diseñadores jóvenes

Hay pocas mujeres en el mundo que hayan aparecido hasta tres veces en la portada de Vogue, la cabecera más importante del mundo de la moda. Michelle Obama, considerada una de las mujeres más elegantes del mundo, ha sido una de ellas. Su estilo es muy admirado, tanto que agota prendas como la trendsetter que es desde que hace ocho años se convirtió en primera dama.
"Podría haberme centrado en las flores. En la decoración. Podría haberme centrado en el entretenimiento. Porque cualquier primera dama, por derecho, tiene la opción de definir su papel. No hay una autoridad legislativa; no has sido elegida por los votantes. Y eso es un gran regalo de libertad", confesó la esposa de Barack Obama en su última entrevista para la cabecera americana.
Como primera dama, todos sus looks han sido analizados con lupa. Siempre acertada, sofisticada pero sin estridencias, Michelle Obama ha contado con la ayuda de una estilista Meredith Koop, que empezó en el mundo de la moda en una boutique de Chicago.
Ella es la responsable de la elección del vestido de Jason Wu que llevó en la noche más especial de aquel 2009, también del palabra de honor color marfil de Brandon Maxwell en una cena de Estado del año pasado, el mismo diseñador que viste con frecuencia a Lady Gaga y que también es estilista de la cantante.
Durante estos años ha hecho patria con su moda y ha sido muy habitual verla vestida de diseñadores americanos entre los que están Ralph Lauren y Michael Kors, por los que también suele optar Melania Trump, Oscar de la Renta, Carolina Herrera, Narciso Rodríguez, Joseph Altuzarra, Naeem Khan, J. Crew y Ann Taylor. Pero no solo de nombres reconocidos se ha llenado su armario porque Michelle Obama ha sido la primera dama que más ha apostado por diseñadores jóvenes.
"Estoy muy agradecida por la pasión, la dedicación y el talento extraordinario que ha demostrado siempre Meredith Koop ", dijo sobre ella la esposa de Obama.
"Estoy impresionada por su profesionalidad, su atención a los detalles y su capacidad de pensar no sólo en la moda, sino también la importancia del momento y el mensaje. Ella es una parte muy importante de mi oficina, es alguien en quien siempre se puede confiar. Me considero afortunada de llamarla amiga", confesó Michelle a la revista Elle sobre su relación con la que hasta ahora ha sido la responsable de que sus looks fueran todo un éxito.