Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Michelle Obama sale del hotel Villapadierna hacia el centro de Marbella

La comitiva salió del establecimiento hotelero, de cinco estrellas, a las 18.30 horas. Horas antes, sobre las 11.45 horas, la esposa del presidente norteamericano fue recibida por el propietario del establecimiento, Ricardo Arranz, y su mujer, Alicia Padierna de Villapadierna.
En la primera toma de contacto con la Costa del Sol, un destino vacacional que vive su temporada alta, Michelle Obama ha paseado por las estrechas calles del casco antiguo de Marbella. En su itinerario, ha entrado en una tienda de abalorios cercana al Ayuntamiento del municipio, y ha seguido la marcha ante la expectación de los comerciantes, que han salido a la puerta de sus establecimientos.
Antes de la visita, la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, ha inspeccionado este recorrido junto a las fuerzas de seguridad, según han dicho fuentes municipales, que barajan queMichelle Obama pueda cenar en un restaurante de la zona. Para desplazarse hasta el centro de Marbella, la comitiva de vehículos ha escogido la autopista de peaje, ha pasado por el arco que da la bienvenida a la ciudad, y luego por la avenida Ricardo Soriano, trayecto en el que ha sido seguida por un helicóptero.
Además del dispositivo de seguridad que acompaña a la primera dama estadounidense, en las calles de Marbella hay numerosos agentes de la Policía Nacional y Local, que han establecido un perímetro de seguridad. Este jueves, la primera dama de Estados Unidos y su hija tienen previsto visitar Granada para recorrer sus principales atractivos culturales y turísticos, entre ellos la Alhambra y la Catedral, así como los barrios del Albaicín y del Sacromonte.
La esposa del presidente norteamericano permanecerá en España hasta el próximo domingo día 8, estancia en la que tiene previsto visitar a los Reyes, que veranean en Mallorca.
La esperada llegada
En torno a un centenar de fotógrafos, equipos de televisión y periodistas se agolpaban en el entorno del hotel, donde Michelle Obama y su hija de nueve años han llegado sobre las 11.30 horas. Además, en los alrededores de este establecimiento se ha establecido un amplio dispositivo de seguridad.
Ricardo Arranz, propietario del hotel Villa Padierna, de categoría cinco estrellas gran lujo, donde han reservado unas 60 habitaciones, ha remarcado que se tratará a Michelle Obama "como ella pida y con la normalidad que la seguridad exigida permita".
Todo preparado para la visita
Los municipios de Marbella, Benahavís y Estepona han trabajado estos días para adecentar viales e instalar alumbrado, todo ello para causar la mejor impresión a la primera dama de EEUU, que se alojará en este lujoso establecimiento hotelero propiedad del empresario Ricardo Arranz y que actualmente gestiona la cadena internacional Ritz-Carlton.
Con motivo de esta visita, incluso, una empresa instaló una valla publicitaria dando la bienvenida a la esposa de Barack Obama y a su hija y agradeciéndole haber elegido Marbella. Sin embargo, esta instalación ha sido retirada "por requerimiento del Ayuntamiento de Marbella", hecho que consideraron "desacertado".
Y es que, desde que se conoció la noticia la última semana de julio la Costa del Sol, y más concretamente Marbella, han estado en boca de todos, destacando lo que esta visita supondrá para una ciudad que hace unos años estaba muy acostumbrada a recibir personalidades de talla mundial, algo que desde diversos sectores del ámbito turístico dicen que se está recuperando.
Tanto los empresarios de la industria turística de la Costa del Sol como las instituciones consideran que la visita de Michelle Obama, que acude a este establecimiento por recomendación de unos amigos, sitúa de nuevo a esta zona dentro del mapa turístico mundial potenciando la marca Marbella, "que siempre ha sido un destino político muy sólido y potente", según su alcaldesa, Angeles Muñoz.
La seguridad se ha reforzado
La seguridad en las inmediaciones del complejo hotelero se ha reforzado mucho y desde hace días es habitual la presencia de efectivos policiales y de la Guardia Civil. Igualmente, el interés despertado ha propiciado una notoria presencia de televisiones y otros medios de comunicación en el entorno del establecimiento.
La familia Obama no ha solicitado nada en especial durante su visita, que supondrá, según una empresa de comunicación, unos 50.000 impactos en prensa extranjera, con un valor aproximado de 800 millones de euros.