Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

A Michael Schumacher "solo un milagro" podría salvarlo

Massa asegura que Schumacher “hizo algunos movimientos con la boca”Foto: Reuters

El estado de salud del expiloto alemán Michael Schumacher, que sufrió el pasado 29 de diciembre un grave accidente esquiado en Francia, "no ha cambiado".  Al siete veces campeón del mundo "solo un milagro" podría salvarlo, aseguran diferentes fuentes, según ha publicado The Telegraph.

Fuentes cercanas a la familia, citadas por el periódico británico, aseguran que la esposa del piloto y su hermano han consultado a especialistas en lesiones cerebrales de todo el mundo y estos han dicho que las esperanzas de recuperación son mínimas.
La familia dice estar preocupada porque los médicos franceses, que tratan a Schumacher tienen pocas esperanzas en que este se recupere y empiezan a asumir que podría permanecer en estado vegetativo toda la vida.
El comunicado de la manager: "estado inmutable"
Esta viernes la manager del 'Kaiser', Sabine Kehm, ha asegurado en un breve comunicado que su estado es "inmutable". El respuesta respondía a la información de 'La Gazzetta dello Sport', que indicaba que el germano ya respiraba por sí mismo y sin necesidad de la ventilación.
"Michael está todavía en la fase de recuperación. La situación no ha cambiado. Cualquier información médica que no esté confirmado por los médicos tratantes o el entorno Michael debe ser considerado como no válida", aseveró Kehm, que no es la primera vez que sale al paso de informaciones sobre la salud de 'Schumi'.
La portavoz, en declaraciones recogidas por 'gazzetta.it', había asegurado durante su presencia en el Salón del Automóvil de Ginebra (Suiza), que el estado del expiloto "no es tan grave como en un primer momento" y que podría considerarse que estaba fuera de peligro.
A finales del pasado mes de enero, los médicos comenzaron a sacar del coma inducido a Schumacher, en grave estado por un severo golpe en la cabeza con una roca cuando esquiaba en la estación francesa de Méribel.