Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Metro y los sindicatos no llegan a nigún acuerdo tras su segunda reunión

La reunión que han mantenido la Dirección de Metro con los representantes sindicales para acercar posturas sobre la situación de los trabajadores de la compañía y los recortes salariales ha finalizado este viernes sin acuerdo.
El consejero de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, José Ignacio Echeverría, ha explicado que siguen abiertos al "diálogo", que seguirán trabajando, pero que el recorte salarial está ahí y es inamovible.
Unidad de los sindicatos
La huelga indefinida en Metro de Madrid continúa este viernes con servicios mínimos del 50% después de que los sindicatos, según sus palabras, hayan decidido "dar un respiro" al pueblo de Madrid y marcarse unos días para el diálogo y la negociación con la empresa pública madrileña.
Aunque el sindicato que ha convocado "oficialmente" la huelga indefinida a partir de este viernes es Solidaridad Obrera (presentó la documentación en la Delegación de Gobierno el pasado 19 de junio) el resto de sindicatos (Conductores, CC.OO., UGT, y Sindicato Libre) han mostrado su "unidad" en estos paros para "llegar hasta el final".
Servicios mínimos del 50 por ciento
Los servicios mínimos del jueves se respetaron al cien por cien aunque Metro denunció manipulación de varios trenes de la línea 1 que retrasó la salida de los mismos a primera hora de la mañana. Después de dos días de caos, la normalidad destacó en las estaciones, donde los usuarios, resignados, recuperaban sus trayectos diarios.
De nuevo, como ya pasara el lunes y el jueves, según lo decretado por la Comunidad de Madrid, los servicios mínimos para este viernes son del 50% de los trenes que hay en circulación en un día habitual. Así, en hora punta (7.30-10 horas, 14-16 horas y 18-20 horas) los intervalos variarán según la línea.
Por ejemplo, a primera hora en la 1 y en la circular está previsto que pasen trenes cada seis minutos; en la 3, cada cinco; y en las líneas 2, 5, 8 y 9, cada ocho minutos. Cada siete minutos pasarán en hora punta por la mañana en la línea 4 y 10, mientras que la frecuencia será menor (cada 10 minutos) en la línea 7 y cada doce minutos en la línea 11.
En la franja horaria de mediodía y tarde, también hora punta, las frecuencias serán más bajas, entre los ocho y doce minutos en todas las líneas. Los usuarios que peor salen parados son los de la línea 9B (parte de la línea 9 que hace el recorrido de Puerta de Arganda-Arganda del Rey), la de MetroNorte y Metro Ligero. En el caso de MetroSur, las frecuencias serán de 13, 16 y 17 minutos en franja de mañana, mediodía y tarde.
En hora valle, por la mañana, los trenes pasarán cada nueve, diez o doce minutos; mientras que por la tarde, a partir de las 20 horas, la frecuencia comienza a disminuir, estando previsto para algunos tramos horarios, periodos de espera de 15, 20 y hasta 38 minutos (a final del día).