Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Metro de Madrid prepara un plan con autobuses privados para luchar contra la amenaza de huelga indefinida

Los piquetes informativos "han persuadido" a varios conductores de Metro de Madrid para evitar que entrara en funcionamiento la línea 8 entre las estaciones de Nuevos Ministerios y la T-4 del Aeropuerto de Madrid-Barajas. Así, la empresa ha decidido abortar su intento de reactivar este trayecto.
Los trabajadores han amenazado con continuar sus paros el próximo miércoles y después, con una huelga indefinida. Para luchar contra esta posibilidad, Metro prepara un plan de contingencia con autobuses privados que cubra las rutas que recorre el suburbano.
No ha salido ningún tren
A media tarde, entre los trabajadores de la compañía corrió la voz de que Metro de Madrid pretendía abrir esta línea para trasladar a los viajeros hasta el aeródromo madrileño y que, además, desde la empresa Metro se había requerido la presencia de Policía Nacional para garantizar la seguridad.
"Era todo una manipulación para que pareciera que la huelga no había tenido éxito", han indicado fuentes sindicales, que han explicado que desde las representaciones se está trabajando para hacer llegar a los trabajadores que los paros están "siendo un éxito y que hay que seguir en la misma línea".
Un representante del Sindicato de Conductores, que se acercó hasta la estación de Nuevos Ministerios, ha explicado que no ha salido ningún tren de viajeros rumbo a la estación de la T-4 y que lo único que ha habido es un tren de mantenimiento, que circulaba por la línea y que, precisamente por su condición, no puede circular con viajeros.
Sin servicio durante todo el día
Madrid amanecía en un profundo caos. El Metro de la capital informaba, pasadas las 6 de la mañana y minutos después de su apertura, del cierre de todas las estaciones, ya que el "incumplimiento de los servicios mínimos en toda la red" en la segunda jornada de la huelga dejaba sin servicio a los usuarios, que fueron desalojados a pesar de que muchos de ellos esperaban ya en los andenes.
"Metro de Madrid informa que con motivo del incumplimiento de los servicios mínimos establecidos no se presta servicio en toda la red de metro. Rogamos abandonen las estaciones", señalaba por megafonía el suburbano.
La mayor parte de los viajeros que pretendían utilizar el Metro a primera hora de la mañana no sabían que la intención de los sindicatos era incumplir los servicios mínimos, lo que les ocasionó importantes trastornos a la hora de volver a casa o de asistir a su puesto de trabajo.
Madrid, colapsado
Los madrileños han adelantado la salida de casa ante las previsibles dificultades de movilidad por la huelga en el metro y la hora punta de la mañana se ha adelantado. Los ciudadanos se enfrentaban con paciencia a importantes retenciones de tráfico en el cinturón periférico, en la M-30 y M-40, vías de circunvalación de Madrid, y las autovías de entrada a la capital desde municipios cercanos.
En la ciudad, los autobuses circulaban saturados, mientras otros viajeros optaban por caminar hacia su lugar de trabajo o buscar un taxi, cuando comprobaban el cierre del transporte suburbano.
Estaciones abiertas para informar
Metro ha asegurado que sus estaciones están abiertas para informar a los viajeros de la situación creada por la huelga, y que el servicio de trenes no se puede prestar por el incumplimiento de los servicios mínimos y porque los piquetes no han permitido la salida de los trenes.
En las estaciones, además de parte de lo empleados, sólo hay vigilantes de seguridad y personal de limpieza.
Se abrirán expedientes a los que incumplan

Ante esta situación, el consejero de Transportes, José Ignacio Echeverría, ha ordenado esta madrugada que se abra expediente a todos los trabajadores de Metro que incumplan los servicios mínimos establecidos por la Comunidad para la huelga convocada contra la rebaja salarial establecida por la Administración regional.
El consejero, en una entrevista en Telemadrid, ha advertido de que mientras los servicios mínimos no se respeten "no va a haber negociación" porque "nadie se va a sentar con unos señores que están incumpliendo la ley. Después ya veremos".
Echeverría ha subrayado que "los servicios mínimos sí son legales", en contra de lo que piensan los sindicatos, y ha calificado la huelga como "salvaje, totalmente insolidaria y política"
Los sindicatos consideran "un éxito" la huelga
Mientras, los secretarios generales de UGT y CCOO en Metro de Madrid, Teodoro Piñuelas e Ignacio Arribas, han calificado de "éxito" la huelga en el Metro de Madrid.
"El seguimiento ha sido total, no está saliendo ningún tren", ha confirmado Arribas, en una jornada de huelga en la que, según Piñuelas, no se ha producido ningún incidente y en la que los piquetes "son más informativos que nunca"; porque los trabajadores, ha agregado, "no necesitaban más argumentos para secundar los paros".
Ambos dirigentes han afirmado que la jornada se ha iniciado como tenían previsto y han recordado que avisaron de que los trabajadores no garantizaban los servicios mínimos.