Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Metro y el Comité de Huelga alcanzan un acuerdo por el que los empleados verán reducida su nómina en un 1%

Esta cifra está alejada del 5 por ciento que establece la Ley para el resto de empresas públicas de Madrid y que en el caso de Metro, establecía una excepción: una reducción de al menos un 2,15 por ciento del Presupuesto de Gastos de Personal de la empresa para el año 2010.
Tras más de seis horas de negociación en la sede del suburbano madrileño, en el número 58 de la calle Cavanilles, Metro y sindicatos han acordado que las retribuciones salariales del personal se reducirán en un 1 por ciento a partir de la próxima nómina del mes de julio (con carácter retroactivo respecto al mes de junio). No obstante, esta decisión tiene que ser ratificada el lunes por los trabajadores, que se reunirán en asamblea.
Este acuerdo ha sido firmado por cuatro de los cinco sindicatos que componen el Comité de huelga (Sindicato de Conductores, CC.OO., UGT, y Sindicato Libre), mientras que Solidaridad Obrera, convocante de la primera huelga indefinida que hubo hace tres semanas, ha decidido no apoyar el acuerdo, ya que, según su portavoz, Abraham Paliza, "se ha vulnerado el convenio colectivo". "Es un capricho de la Comunidad de Madrid, y lo que quieren reducir es el chocolate del loro", ha criticado.
Además de esta minoración en las retribuciones, Metro y sindicatos han acordado reducir el importe de otras partidas de gastos de personal, entre otras, los de viaje, los de formación profesional, reestructuración del transporte nocturno de personal, horas extraordinarias y complementarias, y otras primas salariales.
Asimismo, se reducirá entre el 8 y el 15 por ciento las retribuciones salariales de los directivos de la compañía. También, empresa y sindicatos han decidido la no cobertura de las bajas vegetativas que se puedan producir en lo que resta de año, con excepción de las derivadas de la jubilación de personal que requieran la sustitución del trabajador.
De este modo, empresa y sindicatos han alcanzado el acuerdo para minorar los gastos de personal en 7,9 millones de euros, tal y como establecía la disposición adicional primera de la Ley 4/2010, que modifica la Ley de Presupuestos de la Comunidad de Madrid para 2010. La rebaja del 1 por ciento sobre las retribuciones salariales supone 2 millones de euros de los 7,9 millones en que se reducirá el total de los gastos de personal. Los trabajadores ratificarán el acuerdo el próximo lunes en la Asamblea que hay convocada para las 10 y las 18 horas.
Metro y sindicatos se muestran satisfechos
El portavoz del Comité de huelga, Antonio Asensio, ha mostrado su satisfacción a los periodistas a la salida de la reunión, y ha asegurado que supone un "esfuerzo" por ambas partes. "Estamos satisfechos porque las partidas no se tocan", ha indicado Asensio para añadir que con la reducción del 1 por ciento seguirán dialogando y "abriendo vías de negociación".
Asimismo, ha celebrado que no se toquen los salarios base. "Eso era intocable, no estábamos dispuestos a que se tocara y se queda tal y como está, que es como marca el convenio colectivo", ha aseverado para recordar que, en cualquier caso, los sindicatos no van a renunciar a "cualquier vía jurídica".
Por su parte, el gerente del Consorcio Regional de Transportes, José Manuel Pradillo, ha celebrado que "por fin" se haya conseguido cumplir el objetivo, que era "reducir el 2,15 el presupuesto del gasto de personal de la compañía Metro de Madrid tal y como exigía la modificación de la ley de presupuestos de la Comunidad de Madrid".
Asimismo, ha recordado que Metro fue "la única de las sociedades mercantiles a las que se dio dos opciones para el ahorro de gasto de personal: o bien aplicar directamente el 5 por ciento da todas las retribuciones, o negociar otra fórmula". En este sentido, ha señalado que esta medida supondrá, aproximadamente, una reducción de unos 20 euros de sueldo por trabajador.
Los expedientes continúan su curso
Tanto Asensio como Pradillo han explicado que los expedientes interpuestos a los trabajadores de Metro que incumplieron los servicios mínimos establecidos en la huelga convocada por el suburbano el 29 y 30 de junio siguen su curso.
En un principio, cuando los sindicatos y la dirección no se habían sentado a negociar, era una de las condiciones que los trabajadores ponían sobre la mesa para poder dialogar. Es decir, pedían que no se tuviesen en cuenta estos expedientes, algo que en los contactos de los últimos días ni se ha tenido en cuenta.
Sin embargo, tal y como han señalado ambos portavoces, el tema ni siquiera se ha tratado en la reunión. Pradillo aseguró que este proceso será largo, ya que se han mandado los expedientes a los trabajadores y ahora es el turno de las alegaciones.
Decisión de los trabajadores
Tras el acuerdo firmado hoy, la decisión final cae sobre los trabajadores, que se reunirán en asamblea el lunes. Si no aceptan las propuestas de la dirección, podrían proponer nuevos paros pero ya en el mes de septiembre. Hasta el momento, estaban en calendario los convocados desde el martes 20 al viernes 23, que serían desconvocados en caso de aceptar el acuerdo.
En cualquier caso, tal y como recordó Pradillo, si el martes no hay nada ratificado, Metro procederá automáticamente a aplicar el 5 por ciento de rebaja sobre los salarios, tanto el correspondiente al mes de junio, como el de mes de julio, lo que supondrá unos 200 euros menos en la nómina.