Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Meteorología insiste en lo "extraordinario" de las riadas en Córdoba

Tras una semana de lluvias torrenciales que han dejado cuantiosos daños en casi todas las provincias del sur y del este de España, toca reflexionar si se podría haber previsto con anterioridad. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha emitido un informe en el que afirma que los modelos disponibles no apuntaban a Córdoba la noche del pasado lunes como "una zona propicia para precipitaciones significativas", cuando tres personas fallecieron en la provincia a causa de las fuertes lluvias y riadas.
Según explica la Aemet, el carácter "torrencial, persistente y muy localizado" de las lluvias del lunes 16 en algunas zonas de la provincia de Córdoba se produjo por la presencia de "potentes desarrollos de focos convectivos muy organizados y de lento movimiento". Meteorología achaca el fenómeno a que se produjo, "probablemente, una supercélula severa de alta tasa de precipitación".
Desde aproximadamente las 21.00 horas locales hasta el final de ese día las precipitaciones afectaron a una zona en un radio de entre 20 y 25 kilómetros alrededor de la localidad cordobesa de Aguilar de la Frontera, donde se superaron los 200 milímetros de agua, con un máximo de 112 milímetros en una hora (desde las 22.00 hasta las 23.00); en Montilla, los 117 milímetros, y en Bujalance, los 135 milímetros.
Según Meteorología, estas precipitaciones pueden considerarse "extraordinarias para la zona del interior peninsular donde se recogieron".
Nada igual desde 1971
Según sus datos, "desde 1971 hasta la fecha nunca se había registrado en la provincia de Córdoba una acumulación de precipitación superior a 200 milímetros en un solo día". De hecho, en las proximidades de Aguilar los valores máximos acumulados hasta el pasado lunes nunca habían sobrepasado los 160 milímetros en un día.
"Ante la situación prevista por los modelos numéricos", la Aemet dice que emitió avisos de nivel amarillo de tormentas y precipitaciones para ese día (20 milímetros en una hora) para diversas zonas de las provincias de Granada, Jaén y Almería.
Un muerto en la Comunidad Valenciana
Un hombre ha fallecido, una mujer ha resultado herida y se han atendido 322 incidencias como consecuencia del temporal de lluvias que ha afectado a las tres provincias de la Comunitat Valenciana y que han dejado hasta 57 litros por metro cuadrado en municipios del litoral, como Benicarló (Castellón), durante la jornada del jueves.
Además, durante algunas horas una lancha del servicio Salvamento Marítimo ha rastreado las playas de Benicàssim en busca de un surfista y aunque fuentes de Cruz Roja han informado que se ha desactivado el dispositivo de búsqueda, no han informado sobre la situación del desaparecido.
El tiempo mejora este fin de semana

Las lluvias remiten a partir de este viernes y suben las temperaturas, lo que dejará un fin de semana seco y soleado en toda la Península, según ha indicado el portavoz de la AEMET, Ángel Rivera.
La Península permanecerá durante esta jornada sin alertas y sólo en la isla de Menorca habrá alerta amarilla por oscilaciones en el nivel del mar.
El fin de semana será "bastante caluroso" con temperaturas cercanas a 40 grados en el sur, de 35 a 36 en el centro, de 33 a 34 grados en la mitad norte, y de 25 a 27 en el cantábrico. El día en el que se alcanzarán mayores temperaturas será el domingo.