Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Mesa del Parlament de Catalunya aprueba tramitar el referéndum de autodeterminación

Consulta en Catalunya.CNN+/Cuatro
El Parlament tramitará la iniciativa popular auspiciada desde la Coordinadora Nacional de las consultas locales soberanistas y, en concreto, por el diputado de ERC Uriel Bertran y por el jurista y militante de CDC Alfons López Tena, y en cambio, la Mesa de la cámara ha rechazado otra propuesta similar presentada por un asociado a la organización Reagrupament Independentista, David Vinyals, y dos personas más muy próximas a él.
La iniciativa de Uriel Bertran y de López Tena, que ya cuenta con el apoyo de varios centenares de personas aunque para prosperar tendrá que disponer del aval de como mínimo un 3 por ciento de los ciudadanos de Cataluña (que son algo menos de unas 300.000 firmas) para prosperar, y será tramitada al amparo de la nueva Ley de Consultas Populares aprobada esta legislatura por el Parlament. Una vez reunidas las firmas necesarias en un período de seis meses prorrogables a un máximo de ocho, la propuesta será debatida en el pleno de la cámara y, si la mayoría absoluta de los diputados la apoya, entonces sería remitida al Gobierno español para que autorice la convocatoria del referéndum.
Referéndum sustentado sobre una propuesta de reforma de la Constitución
En el caso de que varios grupos de la cámara solicitaran un dictamen al Consejo de Garantías Estatutarias, y este se pronunciara en contra del referéndum, entonces se requeriría de una mayoría de dos tercios de los diputados del Parlament para que la propuesta sea estimada y pueda ser remitida al Gobierno español. Según especifica la Ley de Consultas Populares, la Mesa debía adoptar este martes una decisión de carácter "técnico" y no político, después de examinar si las iniciativas de referéndum se ajustaban a los supuestos válidos para tramitarlas, entre ellos que la pregunta del referendo se circunscriba dentro del ámbito competencial de la Generalitat.
Un informe encargado por la propia Mesa a los letrados del Parlament concluye que una de las dos iniciativas, la de Uriel Bertran y López Tena, cumple los requisitos mínimos para ser tramitada, ya que en ella se argumenta que el referéndum de autodeterminación se sustentaría sobre la base de una propuesta de reforma de la Constitución, y el Parlament es competente para promover esta última cuestión. La iniciativa promovida por Vinyals, por el contrario, no cumplía los requisitos legales para ser tramitada, según señalan los letrados de la cámara legislativa catalana, y en consecuencia, ha sido desestimada por la unanimidad de los miembros de la Mesa.
Los representantes de PSC y PP en la Mesa del Parlament han votado en contra de la tramitación de las dos iniciativas, pero la de Bertran y Tena ha sido aprobada por amplia mayoría, al contar con el apoyo de los representantes de CiU, ERC e ICV-EUiA. Dirigentes de ERC y de CiU ya anunciaron el pasado lunes que apoyarían la Iniciativa Popular (IP) auspiciada desde la Coordinadora de las consultas, y han subrayado que su tramitación podría ser considerada como una de las respuestas de la sociedad catalana a la posibilidad de que el Tribunal Constitucional (TC) dicte una sentencia contra el Estatut.