Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mejora la ayuda a Pakistán aunque la ONU pide más esfuerzos

Casi la mitad de los 459 millones de dólares (casi 358 millones de euros) que se necesitan inicialmente para hacer frente a las que son las inundaciones más graves experimentadas por Pakistán se han conseguido después de presionar a los donantes y advertir de que este país sufre una catástrofe humanitaria, según ha anunciado la ONU este miércoles.
Sin embargo, de momento sólo ha recibido ayuda una parte de los seis millones de paquistaníes que requieren desesperadamente de comida y agua potable. "Ha habido una mejora en la financiación. Los donantes se están dando cuenta de la magnitud del desastre", declaró el portavoz de Naciones Unidas Maurizio Giuliano. "Pero los problemas son realmente enormes y las inundaciones no han terminado", advirtió.
"El tamaño de (la superficie afectada por) este desastre equivale a Austria, Suiza y Bélgica juntas. Es bastante escalofriante", dijo. Las inundaciones se han cobrado la vida de hasta 1.600 personas y han dejado sin hogar a otros dos millones.
Hace unos días, sólo se había recibido una cuarta parte de la ayuda prometida, así que el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, visitó Pakistán para instar a los donantes extranjeros a acelerar la entrega de dinero para evitar más muertes. Según Naciones Unidas, hasta ahora sólo 700.000 supervivientes han recibido raciones de alimentos y tenido acceso a agua potable.
Más 100 localidades aisladas
Centenares de localidades han quedado aisladas por el agua, numerosas carreteras y puentes están cortados y miles de cabezas de ganado, que representan el sustento de mucha gente, se han ahogado.
Además, la ONU asegura que hasta 3,5 millones de niños podrían estar en peligro de contraer enfermedades mortales que se transmiten a través del agua contaminada y los insectos.
La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación cree que Pakistán puede sufrir escasez de alimentos si los campesinos no pueden aprovechar la época de siembra, que debería comenzar el mes que viene.
Los daños causados por las inundaciones y el coste de las reparaciones podría reducir en más de un uno por ciento el crecimiento económico del país, según varios analistas. El embajador de Pakistán en Reino Unido, Wajid Shamsul Hasan, ha cifrado en hasta 15.000 millones de dólares (11.677 millones de euros) el dinero que habrá que invertir en la reconstrucción.