Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Medvédev ordena investigar el asesinato de la activista de derechos humanos

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, ha expresado su "indignación" por el asesinato de la activista de derechos humanos y periodista, Natalia Estemírova. Medvédev ha trasladado sus condolencias a los familiares y ha encomendado al comité de instrucción de la Fiscalía la investigación del caso. Les ha pedido que tomen las medidas necesarias para llegar al final.
Natalia Estemírova documentaba los abusos en Chechenia. Ha sido encontrada este miércoles asesinada en un bosque en la vecina república de Inghusetia. Al parecer, recibió varios tiros en la cabeza, pecho y estómago horas después de ser secuestrada cerca de su domicilio en la capital chechena, Grozni.
Una labor criticada por algunas autoridades
Estemírova, de 50 años, trabajaba para la organización rusa de derechos humanos Memorial. Se dedicaba a documentar los secuestros, ejecuciones sumarias, torturas y otros abusos contra civiles, investigaciones que utilizan organizaciones internacionales.
Asesora del Defensor del Pueblo chechén y miembro de la comisión de control social de las instituciones penitenciarias, Estemírova había tenido numerosos encontronazos con el presidente chechén, Ramzán Kadírov, el autoritario líder caucásico.
Según otros activistas, las denuncias de abusos de Estemírova provocaban malestar entre las autoridades chechenas, que presumen de haber impuesto el orden en la república, antaño escenario de numerosos atentados terroristas.