Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mainar reitera su inocencia y prefiere que le acusen de matar a un tirano

El juicio por el crimen del alcalde de Fago, Miguel Grima, queda visto para sentencia en la Audiencia de Huesca con la lectura de las conclusiones definitivas del fiscal y las acusaciones, que piden 21 años de prisión para el único imputado, Santiago Mainar.
El ministerio fiscal y las acusaciones piden dichas penas por los delitos de asesinato y tenencia ilícita de armas, mientras que la defensa del guarda forestal solicita la absolución por falta de pruebas.
Miguel Grima fue asesinado la noche del 12 de enero de 2007 al recibir un disparo de postas realizado con una escopeta, que no ha aparecido, en la carretera que une las pequeñas localidades del Pirineo oscense de Majones y Fago donde, según las acusaciones, Santiago Mainar montó una emboscada para cometer el crimen.
Mainar retira su inocencia
El ganadero y guarda forestal, Santiago Mainar, ha reiterado que es inocente del asesinato del alcalde de Fago, Miguel Grima, y ha sentenciado que no ha matado a nadie y que prefiere que le acusen de dar "muerte a un tirano que de ampararlo políticamente".
"Yo no he matado a nadie pero prefiero que me acusen de darle muerte a un tirano que de ampararlo políticamente", ha dicho el único acusado del asesinato del alcalde en el turno de palabra que le ha dado el juez antes de dejar el juicio visto para sentencia.
En su intervención, de poco más de cinco minutos, ha insistido en que él no huye de la justicia, sino que lleva años reclamándola, y ha calificado a Miguel Grima como un "oportunista" y una persona "arrogante".
Tras ocho días de sesiones
La vista concluye tras ocho días de sesiones y la declaración de más de un centenar de testigos y peritos, que han relatado los pormenores de la investigación de la Guardia Civil o la personalidad del acusado.
También lo han hecho numerosos amigos y detractores del alcalde asesinado, que para unos era un tirano y para otros un hombre recto que quería lo mejor para el pueblo, y del guarda forestal, quien ante la sala se declaró inocente el día que comenzó el juicio, el pasado 16 de noviembre.
Se "sacrificó" por el pueblo
El abogado Marcos García Montes, que representa a Santiago Mainar, único acusado por el asesinato del alcalde de Fago ha pedido en la última sesión de la vista oral que se excluya del sumario el disco compacto con el que la Guardia Civil grabó la declaración autoinculpatoria de Mainar, así como la transcripción de esta grabación. El motivo es que, formalmente, la defensa no recibió una grabación en la que se pudiera escuchar con claridad la confesión.
El juicio representa algo más que un crimen. La defensa de Mainar insiste en que se autoinculpó para "sacrificarse" en beneficio de otros vecinos que guardan silencio. El propio fiscal ha afirmado que se trata de un pueblo que "huye del problema", es una seña de lo que todavía queda de "España profunda".