Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La fidelidad infinita de los perros

Es imposible apartar a Maya de la puerta de urgencias del hospital de Elda. Sandra, su dueña, fue ingresada el sábado pasado por una apendicítis y su mejor amiga espera a que le den el alta desde entonces. Se ha convertido en la atracción del centro. Pacientes, sanitarios y curiosos se aseguran de que a Maya no le falte nada durante la espera.