Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luz al final del túnel en Seat

Los trabajadores de Seat en Martorell desconvocan los paros hasta el próximo lunes después de alcanzar un principio de acuerdo con la dirección. La empresa readmitirá en 2011 a más de 120 trabajadores despedidos que estén en convenio y se formen. Hoy sábado, 600 trabajadores de Nissan en Barcelona también secundan una huelga contra los despidos.
El próximo lunes por la mañana se explicará a los afectados las tres posibilidades entre las que, según lo pactado, pueden escoger. Tendrán una semana de plazo, esto es, hasta el 1 de febrero, para meditar y tomar una decisión. La primera de las tres opciones es marcharse de la compañía, con una compensación de 60 días por año trabajado. La segunda pasa por aceptar 20 días por año trabajado, pero pudiendo reingresar en Seat a partir de enero de 2011. En este segundo caso, los trabajadores tendrían que recibir formación durante 2010 y perderían su antigüedad. La tercera alternativa supone cobrar sólo una mensualidad y media y volver a la empresa en 2010, conservando tanto la categoría como la antigüedad.
Por otro lado, los trabajadores (cerca de 20) que aún no hubieran firmado nada podrán reingresar de modo inmediato. La huelga convocada para este lunes se mantiene en pie, a la espera de saber si los trabajadores afectados aceptan lo negociado con la compañía. Según Carnero, lo más probable es que estén satisfechos. Si, contra todo pronóstico, no estuviesen de acuerdo con lo pactado, se llevaría a cabo ese paro; si, como cabe esperar, aceptan este abanico de posibilidades que ahora se les abre, la huelga no se llevaría a cabo.
Además, el comité de empresa espera que este lunes el turno de mañana transcurra con normalidad y sin piquetes. En el diurno se convocará una asamblea para explicar el contenido del acuerdo. Carnero enfatizó que "son los trabajadores los que van a decidir" su futuro y se declaró "satisfecho" con la "solución intermedia" alcanzada, que "beneficia a todos". "Las dos partes hemos logrado salir de la mejor forma posible", dijo el presidente del comité, Matías Carnero. Por último, ha alabado la "responsabilidad y coherencia" de la plantilla de empleados de Seat.