Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

López asegura que las cuentas no aguantarán la brusca caída en la recaudación

El lehendakari, Patxi López, ha afirmado que "posiblemente" a día de hoy, la caída de la recaudación puede ser superior al 23 por ciento. Además ha asegurado que no hay presupuesto que pueda "soportar una restricción tan brusca". Por ello, Patxi López ha apelado a "arrimar el hombro" y hacer un "esfuerzo colectivo".
En su comparecencia en el Palacio Miramar de San Sebastián, ha desgranado las medidas que adoptará el Gobierno vasco frente a la crisis y para crear empleo, a las que se destinarán 300 millones. Ha añadido en esta línea que todos los Departamentos han elaborado sus propuestas, que se llevarán al Consejo de Gobierno del 8 de septiembre para su aprobación.
Ante esta situación, López ha animado a demostrar que es el momento de hacer ver que el autogobierno "funciona y está dispuesto a arriesgar". "Es el momento en el que todos arrimen el hombro y se haga un esfuerzo colectivo", ha sentenciado.
Caída de la recaudación
Y es que, en este sentido, ha adelantado que las previsiones para este año y a la espera de los datos de agosto, se ve una "caída brusca" de la recaudación. "Podría decir que no hay presupuestos que puedan soportar una restricción tan brusca, pero desde el principio hemos repetido que diríamos la verdad aunque no nos gustara y que íbamos a llevar una política de gasto austera", ha afirmado.
En esa línea, ha señalado que en la primera etapa de su Gobierno se ha cumplido el objetivo de mantener los servicios públicos en funcionamiento y que se ha iniciado una política de ahorro con la que se han obtenido recursos para "destinarlos a lo más necesario". "Ya hemos reducido unos 200 millones el gasto ordinario y hasta final de año pretendemos ahorrar otros 300 millones de euros", ha sentenciado.
Algunas de las medidas
Dentro de las medidas que se aprobarán en septiembre, el lehendakari ha ofrecido algunas cifras como los 954 millones que se destinarán en 2010 a inversiones en el Tren de Alta Velocidad. Respecto a este tema ha anunciado que se adjudicarán siete tramos. Pero también ha apuntado que se invertirá en otro tipo de proyectos como pueden ser el tranvía a la UPV de Leioa, las líneas 3 y 4 del metro de Bilbao, el tranvía de Vitoria o el metro de Donostialdea.
Además, señaló que se procederá a la reforma de un número importante de centros escolares públicos. López también ha indicado que habrá ayudas a las empresas vascas ampliando las líneas de financiación ya existentes y articulando otras nuevas y se ampliará "de forma importante" la línea de avales. También se dotará de más recursos a los anticipos reintegrables para la renovación tecnológica de las empresas y habrá subvenciones para la internacionalización de las compañías y al I+D+i.
Colaboración
Para que todas estas medidas puedan llevarse a cabo, "vamos a pedir la colaboración a todas las instituciones a los ayuntamientos, a las diputaciones, al Gobierno central, y también a todos los ciudadanos vascos", ha asegurado López.
Preguntado por si se plantean una congelación salarial de los funcionarios vascos, ha manifestado que todos tienen que "hacer esfuerzos", especialmente "los que mantienen el empleo y los que están en el funcionariado". Y es que según ha señalado López, la congelación salarial de los sueldos de los funcionarios supondría un ahorro de unos 170 millones, que es una "cifra que hay que tener muy en cuenta".