Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Londres grava los bonos de los banqueros

El ministro de Economía, Alistair DarlingReuters
El Gobierno británico ha confirmado la imposición de una tasa a los bonos que perciben los banqueros en la presentación ante el Parlamento del adelanto de los próximos presupuestos. Esto significa el pronóstico de una vuelta al crecimiento en 2010.
El ministro de Economía, Alistair Darling, ha presentado el anticipo de las cuentas del Estado para el año fiscal comprendido entre abril de 2010 y 2011, que había generado una gran expectación al ser el último antes de las elecciones previstas para junio próximo.
Las primas se gravarán un 50 por ciento
El impuesto de nueva creación, que se aplicará únicamente durante 2010, gravará en un 50 por ciento las primas concedidas a los directivos de la banca por encima de las 25.000 libras. Dicha cantidad la "pagará el banco y no el empleado", según ha explicado Darling.
La medida, según el ministro, no tiene un ánimo recaudatorio. Así, las cantidades que se obtendrán serán de 500 millones de libras. Esto permitirá limitar los abusos que se han cometido en este terreno y que han premiado en algunos casos con primas multimillonarias el trabajo de los directivos responsables de la crisis del sistema financiero.