Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Localizadas más de mil plantas de marihuana en un domicilio de Barcelona

Localizado más de un millar de plantas de marihuana en un domicilio de Begues, en BarcelonaNoticias Cuatro/CNN+
El laboratorio, con una superficie de 300 metros cuadrados, estaba ubicado en el inmueble de una urbanización de Begues (Barcelona), cuyo emplazamiento buscaba garantizar la discreción de la actividad ilícita, así como dificultar la vigilancia policial, según explican fuentes de la policía catalana.
La investigación, que se inició hace unos meses, confirmó las sospechas de los Mossos de la existencia de un importante laboratorio de cultivo de marihuana en esta población desde donde la droga era distribuida a otros municipios cercanos. "Se trata de una casa a cuatro vientos con jardín que permitía no tener contacto directo con los vecinos, lo que les daba tranquilidad para trabajar", según Antonio Milla, comisario del Area Policial de Gav.
Tras la detención de dos sospechosos que transportaban en el maletero del coche una gran cantidad de marihuana, los Mossos con autorización judicial, entraron en el domicilio de Begues perfectamente adaptado para un cultivo masivo se esta hierba, y encontraron en la planta baja un laboratorio. Las habitaciones se habían adaptado con sistemas de ventilación, calefacción, refrigeración e iluminación para facilitar el tratamiento de la marihuana.
En el interior del inmueble, la policía localizó más de 1.000 plantas de marihuana de diferentes medidas. Esta cantidad, una vez introducida en el mercado ilegal de la droga, podría haber supuesto unas ganancias de 600.000 euros. Según el Comisario de Gav "los detenidos no tenían ninguna otra actividad conocida, carecían de antecedentes policiales y ocupaban la vivienda de Begues desde finales de 2008."
Los cuatro detenidos en la operación, acusados por un delito contra la salud pública, eran de nacionalidad búlgara y que no contaban con antecedentes, han ingresado en prisión.