Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lluvia de críticas a los Presupuestos Generales del Estado

Cruce de acusaciones entre el PP y el GobiernoCNN+
Desde todos los ángulos llegan reacciones al contenido del proyecto de los Presupuestos Generales del Estado. En primer lugar, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha contestado al presidente del Gobierno y ha afirmado que "el poderoso de verdad" y el que "da la espalda a la ciudadanía" es José Luis Rodríguez Zapatero.
Se ha expresado así en relación a las palabras del presidente del Ejecutivo que manifestó que la subida de impuestos afectará especialmente a los que más ganan. "La subida de impuestos es insolidaria y es falso lo que dice Rodríguez Zapatero de que va a afectar a lo que él llama los poderosos", subrayó.
De Cospedal enfatizó que el presidente insiste en que quienes más ganan, pagarán más, porque "tiene que dar una justificación" y es muy difícil para él "decir un día una cosa y al día siguiente la contraria" pero, a su juicio, afectará especialmente "a las clases medias y a las clases trabajadoras".
Los autónomos en contra
En este sentido, la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA) ha asegurado que la subida de impuestos aprobada por el Gobierno, "lejos de incentivar el consumo y frenar la "sangría de bajas, agravará la situación en los próximos meses, generará menos ventas, más desempleo y el aumento del cierre de negocios". El pequeño comercio sostiene que la subida de impuestos penalizará el consumo.
El comercio y los empresarios también
Por su parte, la Confederación Española de Comercio (CEC) considera que la subida de impuestos que incluirán los Presupuestos Generales para 2010 penalizará el consumo y repercutirá negativamente en la creación de empresas y de puestos de trabajo.
La patronal del pequeño y mediano comercio ha reclamado, en un comunicado, incentivos fiscales a los consumidores para la compra de bienes duraderos y una reducción de los impuestos directos que pagan los comerciantes.
Según el secretario general de la CEC, Miguel Ángel Fraile, la subida del IVA a partir del 1 de julio de 2010 provocará "el encarecimiento de todos los productos y, consecuentemente, la reducción del consumo".
Mientras, el vicepresidente de la CEOE y presidente de los empresarios madrileños, Arturo Fernández, insiste en que la subida de impuestos aprobada el sábado por el Gobierno es una barbaridad y sugirió al Ejecutivo que ahorre en gasto público y no en "chorradas".