Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Llega a Alemania un presunto guardián nazi para ser juzgado

Jonh Demjanjuk, el presunto criminal de guerra nazi, en la ambulancia dispuesto a ser trasladado a la cárcel desde el aeropuerto de Múnich.Reuters
El presunto criminal de guerra nazi, John Demjanjuk, ha llegado esta mañana Alemania para ser juzgado por la muerte de 29.000 judíos en 1943. El conocido como "Iván el Terrible", fue deportado ayer desde Estados Unidos, donde se refugió tras la Segunda Guerra Mundial.
Demjanjuk, de 89 años, ha aterrizado en el aeropuerto de Múnich a bordo de un avión especial. El acusado ha viajado con un médico y un enfermero a causa de su delicado estado de salud. El anciano sufre problemas en la columna, fallos renales y necesita ayuda para caminar.
Tras desembarcar, la Policía ha detenido al presunto guardián de un campo de concentración nazi para trasladarlo a la cárcel de Stadelheim donde será sometido a un reconocimiento médico.
El detenido está acusado de complicidad en el asesinato de al menos 29.000 prisioneros judíos como guardián en el campo de exterminio nazi de Sobibor, en la Polonia ocupada por el Tercer Reich durante la Segunda Guerra Mundial.
Demjanjuk ha negado colaborar jamás con los nazis. De hecho, el supuesto nazi mantiene que luchó en las filas soviéticas y que fue capturado por el Ejército del Tercer Reich hasta 1944.
Uno de los criminales más buscados
En 1986, Estados Unidos le extraditó a Israel, donde, en primera instancia, fue condenado a muerte por ser supuestamente el guardia llamado "Iván el Terrible" del campo de concentración de Treblinka.
Sin embargo, el Tribunal Supremo israelí anuló la condena en 1993 al concluir que probablemente "Iván" no era él, sino otro ucraniano.
Demjanjuk regresó a Estados Unidos, donde se le retiró la ciudadanía, hasta que en 2005 un tribunal estadounidense ordenara su deportación a Alemania.