Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Liliane Bettencourt y su hija se reconcilian y ponen fin a tres años de disputas

Liliane Bettencourt y su hija se reconcilian y ponen fin a tres años de disputasReuters
Las dos mujeres "se han acercado" y abandonan todos los procedimientos judiciales "que han perturbado su vida familiar" desde 2007, explican en un comunicado conjunto.
En paralelo, Franoise Bettencourt-Meyers y el fotógrafo Franois-Marie Banier, al que acusaba de aprovecharse de la debilidad de su madre y conseguir de ella 1.000 millones de euros en varios años, han firmado un acuerdo que pone fin a sus diferencias judiciales.
Gracias a estos acuerdos, Liliane Bettencourt, de 88 años, "será libre de toda traba", se felicitó el abogado de Franoise Bettencourt-Meyers, Olivier Metzner. Franois-Marie Banier así como el gestor de su fortuna, Patrice de Maistre, "desaparecen de su entorno",
Según el abogado de Liliane Bettencourt, Pascal Wilhelm, madre e hija tienen previsto reunirse para sellar esta reconciliación que es el resultado de tres semanas de negociaciones en secreto. En su comunicado, las dos mujeres dicen querer "mirar hacia el futuro" tras años de guerra abierta con abogados y prensa de por medio.
"La decisión que Franoise y yo hemos tomado es para mi una fuente de esperanza", afirma la mujer más rica de Francia. "Este entendimiento nos hace por fin reencontrar la armonía familiar", subraya por su parte la hija en el comunicado, en el que dejan claro que no harán más comentarios sobre el asunto y "desean vivir a partir de ahora con tranquilidad".
Las disposiciones de su acuerdo son "personales y confidenciales" pero ambas citan el futuro del grupo cosmético L'Oréal, que puede así "proseguir su maravillosa epopeya", según los términos de Franoise Bettencourt-Meyers.
El anuncio sorpresa de la reconciliación entre madre e hija ha estado precedido por el abandono de las diligencias iniciadas contra Franoise Bettencourt-Meyers, Franois-Marie Banier y Fabrice Goguel, autor presunto de un montaje financiero que permitió ocultar al fisco la compra de una isla en las Seychelles.
Según Pascal Wilhelm, Liliane Bettencourt seguirá siendo presidenta del holding Tethys, que representa a la familia Bettencourt en L'Oréal. El marido de Franoise Meyers, Jean-Pierre Meyers, pasa a convertirse en director general y sus dos hijos entran en el consejo de vigilancia. Por su parte, Patrice de Maistre dejará de ser el gestor de la fortuna de Bettencourt el 31 de diciembre.