Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Libertad condicional para la periodista iraní acusada de espionaje

Un tribunal iraní de apelaciones ha reducido de ocho años de cárcel a dos años de prisión en suspensión condicional la condena impuesta a la periodista irano-americana Roxana Saberi, según ha anunciado su abogado, Abdolsamad Jorramshahi.
El abogado ha realizado estas declaraciones un día después de que el tribunal de apelaciones revisara el caso de Saberi, nacida hace 32 años en EEUU y que el pasado 18 de abril fue condenada a ocho años de cárcel por "espiar" para Washington en un juicio a puerta cerrada.
Seis años en Irán
Roxana Saberi, que tiene doble nacionalidad estadounidense e iraní y que ha vivido en Irán los últimos seis años trabajando como periodista, fue detenida el pasado mes de enero por trabajar en Irán después de que expirasen sus acreditaciones de prensa.
Su padre denunció que Roxana había declarado bajó coacción durante la reclusión preventiva y que esas "confesiones" podrían haber sido utilizadas como prueba en su juicio. Poco después de ingresar en prisión, entre el 21 de abril y el 4 de mayo, se declaró en huelga de hambre en protesta por su condena.