Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Libertad con cargos para el agresor del Jesús del Gran Poder

El Jesús del Gran Podercuatro.com
El Juzgado de Instrucción número 10 de Sevilla ha decretado libertad con cargos para el hombre de 37 años de edad, identificado como Luis C.O. y funcionario de prisiones en la cárcel de Huelva, que el pasado domingo fue detenido tras romperle un brazo a la talla del Jesús del Gran Poder al término de la misa en la Basílica de San Lorenzo.
El Juzgado ha acordado remitir un oficio a la Policía para que lo ingrese en la Unidad de Agudos del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, al objeto de que en ese lugar se le realice un análisis psiquiátrico y, así, decidir sobre su internamiento.
El detenido ha pasado a disposición judicial a primera hora de la mañana del martes y, durante su declaración ante la juez de guardia, ha puesto de manifiesto que él "es el representante del espíritu de Jesús", por lo que "ni él ni Jesús necesitan ninguna representación en madera muerta".
De igual modo, este hombre de 37 años de edad ha asegurado que es "consciente" del valor artístico de la imagen del Cristo del Gran Poder, fechada en 1620 y atribuida al imaginero Juan de Mesa. Nuestro Padre Jesús del Gran Poder, también conocido como 'El Señor de Sevilla', es una de las imágenes religiosas más universales, dando nombre también a una de las Hermandades con mayor devoción de la Semana Santa de la ciudad hispalense.
"Soy Jesucristo"
Una vez ha prestado declaración ante el Juzgado de Instrucción número 10 de Sevilla, en funciones de guardia, el detenido ha abandonado las dependencias judiciales custodiado por agentes de la Policía Nacional, y, al ser preguntado por las motivaciones que le habrían llevado a atacar la imagen religiosa, ha asegurado a los periodistas allí apostados que lo hizo porque es "Jesucristo". "Eso sólo lo puede hacer Jesucristo", ha sentenciado.
Una vez dicho eso, y en torno a las 15.00 horas, ha subido a un vehículo de la Policía Nacional al objeto de ser trasladado al centro hospitalario elegido, donde los médicos le realizarán un examen al objeto de determinar si es necesario o no su ingreso en un psiquiátrico. El detenido está imputado por un presunto delito de atentado contra el patrimonio histórico-artístico.
El artículo 323 del Código Penal indica que "será castigado con la pena de prisión de uno a tres años y multa de 12 a 24 meses al que cause daños en un archivo, registro, museo, biblioteca, centro docente, gabinete científico, institución análoga o bienes de valor histórico, artístico, científico, cultural o monumental, así como en yacimientos arqueológicos".
"Daño reparable"
El hermano mayor de la Hermandad del Gran Poder de Sevilla, Enrique Esquivias, ha asegurado que la agresión a la imagen del nazareno se trata de un "daño reparable" y que se solucionará en unos días.
Por ello, se prevé que la imagen de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder, que es una de las de mayor veneración de Sevilla, se pueda reponer al culto dentro de unos días, una vez que sean restaurados los desperfectos causados.