Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Liberada una mujer que llevaba tres años encerrada por su pareja y varias semanas sin comer

La víctima vivía en pésimas condiciones y tuvo que ser atendida en el mismo lugar por un médico de urgencia que la remitió primero al hospital de Valdepeñas, antes de quedar ingresada en el Hospital General de Ciudad Real.
Antes de liberar a la mujer, los agentes detuvieron a su pareja, identificado como Lorenzo M.N., de 33 años, que ya ha pasado a disposición judicial como presunto autor de un delito de detención ilegal y otro contra la integridad moral.
Según ha informado la Policía, la investigación se inició tras la denuncia interpuesta ante las autoridades paraguayas por uno de los hermanos de la mujer que relataba que su hermana había venido a España en el año 2006 junto con su pareja.
Durante el primer año hablaba habitualmente con ella por teléfono y, en ocasiones, le enviaba dinero a su domicilio en Paraguay, pero llegado un momento el contacto se cortó definitivamente.
Semanas sin ingerir ni comida ni bebida
Tras consultar las bases de datos del Consulado y de la Embajada de Paraguay en España y de las Administraciones Públicas españolas, los agentes verificaron que en sus archivos no constaba ningún trámite realizado a nombre de esta mujer.
Desde ese instante, los agentes centraron la investigación en la pareja de la mujer y lograron averiguar que su compañero sentimental tenía recluida a la víctima en una casa de Moral de Calatrava.
Tras localizar y detener al hombre, los investigadores solicitaron un mandamiento de entrada y registro de dicha vivienda.
Tras acceder a la casa, encontraron a la mujer en un estado de salud crítico ya que llevaba varias semanas sin ingerir ni comida ni bebida.
La investigación ha sido desarrollada por la Unidad Adscrita a Juzgados de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid en colaboración con los agentes de la comisaría local de Valdepeñas (Ciudad Real) y de la Guardia Civil.