Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La 'Ley Sinde' toma aire en el Senado

La protesta de los internautasCuatro/CNN+
Los internautas llevan un año de movilizaciones para evitar la aprobación de la 'Ley Sinde' y por tanto del bloqueo o cierre de sitios web de intercambio de archivos no autorizados de contenidos protegidos por derecho de autor.
La enmienda pactada entre PSOE, PP y CiU sobre la ley Sinde ha monopolizado el debate del pleno del Senado. El Pleno debatió durante más de dos horas las enmiendas incluidas en el dictamen de la ponencia aprobado por unanimidad la semana pasada.
Garantías para todos
El senador del PP, José María Chiquillo, destacó que el nuevo texto arroja garantías sobre el procedimiento y exige que la autorización judicial no sólo esté vinculada a la decisión sobre el cierre de una web, sino también a la solicitud de información para que se acredite los supuestos culpables. Además añadió que el acuerdo no supone "un cheque en blanco" para el Gobierno ya que el texto es "manifiestamente mejorable" aunque contiene unos "mínimos innegociables". El portavoz del PSOE, Félix Lavilla, defendió que esta ley permitirá el cambio de modelo y así "la cultura y la tecnología navegarán juntos" con protección jurídica que permitirá un equilibrio entre derechos, propiedad intelectual y creadores que quieren ofrecer su obras gratis.
Correo colapsado
En los últimos días varios colectivos han vuelto a protagonizar protestas para pedir a los senadores que no sacasen adelante la Ley, petición que los internautas hicieron enviando miles de correos electrónicos a sus señorías, saturando sus cuentas de correo. Al tiempo hemos sabido por filtraciones de wikileaks que el pasado mes de octubre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez-Zapatero, y el presdente Obama, trataron el tema de la piratería en España.