Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Leonor no quiere ser princesa

Leonor es gitana, tiene cinco años y tiene claro que quiere ser médico. Son gitanos, pero sus sueños son los de cualquier otro niño. Pero la realidad es que seis de cada diez alumnos gitanos abandonan los estudios antes de terminar la ESO. Pero hay excepciones, jóvenes que pese a tener menos oportunidades, van a la universidad. Son el ejemplo de que, con esfuerzo, pueden llegar tan alto como los demás. La nueva campaña del Secretariado Gitano manda un mensaje a las familias gitanas sobre la importancia de la escolarizacion. Mensaje también para que las administraciones les apoyen.