Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Leche caducada para los militares en Afganistán

Soldado en AfganistánReuters
El juzgado militar togado número 11 está investigando el suministro de alimentos caducados a las tropas españolas destinadas en la base de Qala-i-Naw, en Afganistán. La empresa encargada de dicho suministro corre a cargo de la empresa Tecnoucal, que trabaja con Defensa desde 2002, y que se encarga del avituallamiento de los soldados en Afganistán, Líbano y Bosnia.
Los alimentos caducados serían una veintena de botes de leche condensada, a los cuales se les habría cambiado, en mayo del pasado año, la etiqueta de fecha de caducidad.
Asimismo, estos botes estaban en el almacén de la base, por lo que todavía no habían sido consumidos por los militares. Esto ha evitado que se produzcan intoxicaciones o daños físicos de cualquier tipo. Una vez detectada la partida caducada, Defensa ha decidido iniciar una investigación en la que no se encontraron "mayores irregularidades".
"Hecho menor y puntual"
Desde el Ministerio se habla de este asunto como un hecho "menor y puntual", si bien las fuentes consultadas han aclarado que el que sea menor "no quita que haya que denunciarlo", precisamente para evitar que se repita en el futuro.
Así, se hizo un atestado y una denuncia, después de la cual el juez togado ha abierto diligencias e iniciado las investigaciones. A día de hoy el juez todavía no se ha pronunciado y no hay una sentencia en firme.