Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lanzan artefactos incendiarios contra la Policía de Belfast por tercer día consecutivo

Violencia en Belfastcuatro.com
Los incidentes violentos, protagonizados por jóvenes nacionalistas, comenzaron en el este de la localidad y posteriormente se trasladaron al norte, donde ya han sido desplegados cañones de agua para dispersar a los alborotadores.
Hasta el momento no hay informaciones de heridos y la Policía ha afirmado que los disturbios están prácticamente controlados en ambas zonas de la ciudad.
Ayer, martes, tanto el ministro principal del Ulster, Peter Robinson, del Partido Democrático Unionista (DUP), como el viceministro principal, Martin McGuinness, del Sinn Fein, aseguraron que no hay justificación para la violencia desatada en los últimos días.

Más de 80 agentes de Policía han resultado heridos como consecuencia de los incidentes registrados durante las noches del domingo y del lunes, unos enfrentamientos que Robinson y McGuinness han calificado de "puro y simple vandalismo".
Violencia reincidente
Por regla general, se suelen producir actos de violencia al margen de los desfiles veraniegos de los protestantes, pero este año era el primero desde que Belfast asumió el control de las cuestiones policiales y de justicia de manos de Londres. El acuerdo de devolución de competencias es uno de los principales pasos desde los Acuerdos de Viernes Santo de 1998.
El jefe de la Policía norirlandesa, Matt Baggott, señaló el pasado lunes que los costes de la violencia podrían suponer un gasto de millones de euros. Baggott se reunirá este miércoles con Robinson y McGuinnness para tratar lo ocurrido.