Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

LG presenta su nuevo buque insignia: LG G5, que se puede mejorar mediante módulos

LG presenta su nuevo buque insignia: LG G5, que se puede mejorar mediante módulosEFE

LG acaba de presentar en Barcelona, en una rueda de prensa previa al Mobile World Congress (MWC) 2016 su nuevo buque insignia LG G5. El dispositivo recoge el testigo de los teléfonos modulares. Aunque no permite cambiar todos los componentes, el terminal permite incorporar una mejor cámara de fotos o un reproductor multimedia de alta fidelidad fabricado por Bang & Olufsen.

En cuanto al diseño, prima más o menos la continuidad, aunque se nota el esfuerzo por fabricar un modelo más pulido, más elegante, con un cuerpo de aluminio que envuelve una pantalla de 5,3" HD IPS Quantum Display de 2560 x 1440 y una resolución de 554ppi.
La pantalla incorpora la tecnología Always-on que ya vimos en el modelo V10 de la compañía y que muestra siempre la hora y la fecha, incluso cuando el teléfono está en reposo. También incluye la funcionalidad Daylight Mode, que adapta el brillo de la pantalla en función de las condiciones de luz del entorno, ofreciendo siempre la visibilidad óptima
Y antes de entrar en lo verdaderamente novedoso del LG G5, repasemos rápidamente el resto de características: batería de 2.800 mAh (algo justa, probablemente porque se ha querido jugar con la posibilidad de los mencionados módulos); unas dimensiones de 149.4 x 73.9 x 7.7mm y un peso de 159 gramos; Android 6.0 Marshmallow ; y procesador Qualcomm Snapdragon 820 con 4GB de RAM y una memoria interna de 32GB ampliable a 2TB mediante microSD.
Los módulos
Lo que diferencia al LG G5 de cualquier otro dispositivo que podamos encontrar actualmente en el mercado es su configuración modular, que gracias a una serie de accesorios que se introducen en el dispositivo mediante la ranura que da acceso a la batería, permiten transformar el teléfono en función de las necesidades, haciendo que sea muy versátil.
El primero sería el que nos da la posibilidad de sustituir la batería por otra totalmente cargada en dos segundos como quien mete un CD en un ordenador, por ejemplo. Algo que está bien pero que no es nada especialmente impresionante porque cambiar una batería de manera sencilla y rápida es algo muy habitual en la mayor parte de los smartphones actuales.
Lo que sí hace del G5 un teléfono único es lo que la compañía ha denominado LG CAM Plus y LG Hi-Fi Plus. El primer nombre hace referencia al módulo que permite convertir el móvil en una cámara de fotos gracias a un accesorio que al ser añadido mediante la ranura de batería nos proporciona un mejor agarre así como botones físicos para hacer zoom, grabar vídeo, apagar y encender, y un indicador LED. Además, añade 1.200 mAh extras para poder tomar imágenes sin problema.
De por sí, el móvil es bastante interesante a la hora de fotografiar, ya que dispone de dos cámaras en la parte trasera, una estándar con una lente de 78º y otra de 135º que ofrece un angular bastante más amplio de lo habitual y que incluso es 15º mayor que el del ojo humano, con la que se pueden obtener imágenes sorprendentes y muy panorámicas.
El segundo módulo es el mencionado LG Hi-Fi Plus con B&O PLAY, fruto de la colaboración de LG con la danesa Bang & Olufsen, y que lleva la reproducción de audio a otro nivel, poco comparable a lo que ofrece cualquier otro terminal actual y pensado para los más exigentes. De hecho, más allá del formato 32-bit Hi-Fi DAC que de por sí ofrece el G5, el módulo B&O PLAY soporta sonido en alta fidelidad a 32-bit 384KHz. Y lo bueno es que este gadget sirve tanto para el nuevo buque insignia de LG como para otros smartphones e incluso para PC.
Viene con amigos
LG ha presentado hoy también nuevos dispositivos, los LG Friends, para formar lo que ellos han denominado LG Playground, que no es otra cosa que una especie de ecosistema en torno al teléfono para proporcionar una experiencia en 360º.
Así, hemos conocido las gafas de realidad virtual LG 360 VR que se conectan al G5 mediante cable para ofrecer imágenes que simulan una pantalla de 130 pulgadas vista a dos metros de distancia. Son plegables, presan 118 gramos y son compatibles con imágenes en 360º y contenidos de Google Cardboard.
Otro de los amigos es la LG 360 Cam, una cámara de 360 grados equipada con dos lentes de 200º y 13MP, una batería de 1.200 mAh y 4GB de memoria interna. Acoplada al teléfono permite grabar vídeo en 2K y audio 5.1 y, gracias a un acuerdo con Google, las imágenes se pueden subir directamente a Street View y YouTube360.
Una aportación curiosa la representa el LG Rolling Bot, un gadget que podemos hacer rodar como si fuera una pelota al tiempo que toma imágenes y vídeos con una cámara de 8MP que se puede conectar a Internet vía WiFi.
En el apartado audio se han presentado dos auriculares, los LG Tone Platinum, que conectados mediante Bluetooth prometen una calidad de sonido sobresaliente, y los H3 que, de nuevo en colaboración con Bang & Olufsen, están pensados, según la propia compañía coreana, para "audiófilos".
Por último, hemos conocido el LG Smart Controller, que permitirá controlar ciertos modelos de dron mediante el G5; y la funcionalidad Friends Manager, que habilita la conexión rápida entre el teléfono y el resto de amigos de Playground.