Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kim Jong-il, máximo responsable militar de Corea del Norte

El líder norcoreano, Kim Jong-il, reelegido como máximo responsable militarReuters
La recién constituida Asamblea Popular Suprema de Corea del Norte ha reelegido este viernes al líder norcoreano, Kim Jong-il, como máximo responsable militar del país comunista. Con la apariencia más demacrada por el derrame cerebral que sufrió en Agosto del año pasado, Kim ha aparecido por primera vez en público después de ocho meses.
Mucho más delgado, Kim, de 67 años, ha sido reelegido para encabezar el régimen comunista por el nuevo Parlamento, formado tras los comicios legislativos celebrados hace un mes cuando se designó a más de 600 legisladores.
Aunque el trámite de este viernes en la Asamblea Popular Suprema es una mera formalidad, la sesión inaugural suele servir para nombrar a nuevos miembros del gabinete norcoreano y establecer directrices en política exterior. Y, además, renovar el mandato de cinco años de Kim.
El polémico lanzamiento como telón de fondo
Este pasado jueves, Corea del Norte reunía a unos 100.000 ciudadanos en la plaza de Kim Il-sung de Pyongyang, para celebrar el último lanzamiento "con éxito" de un cohete, que según el país comunista, puso un satélite de comunicaciones en órbita.
Por otro lado, EEUU, Corea del Sur y Japón creen que el lanzamiento ha sido una prueba encubierta de un misil de largo alcance por lo que viola una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU aprobada en 2006.
A lo que Corea del Norte ha advertido al Consejo de Seguridad, que "responderá con acciones firmes ante cualquier intento acordado por el organismo contra el lanzamiento".
Algunas lenguas dicen que Corea del Norte ha efectuado el lanzamiento antes de la sesión inaugural del nuevo Parlamento para utilizarlo como medio propagandístico y elogiar la imagen de Kim. Y así reforzar su liderazgo tras las especulaciones sobre su estado de salud tras haber sufrido un derrame cerebral el pasado agosto.