Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Ketsana' se cobra la vida de al menos 240 personas en Filipinas y azota Vietnam

Lluvias en FilipinasCuatro
Las autoridades filipinas han elevado a 240 el número de fallecidos en el país tras el paso de la tormenta tropical 'Ketsana', cuyas fuertes lluvias han dejado anegadas zonas incluso de la capital, Manila.
Los equipos de rescate temen que, conforme aumente las tareas de búsqueda y el nivel de las aguas se reduzca, irán apareciendo más cuerpos. Además, al menos 450.000 personas han tenido que huir de sus hogares por las inundaciones y 380.000 de ellas se han refugiado en los centros que han habilitado para ellos las distintas administraciones.
El Gobierno de Filipinas, desbordado por la peor tormenta de las últimas décadas, ha pedido ayuda a la comunidad internacional. Temen que se extiendan virus como la gripe A, la diarrea o la leptospirosis, transmisible cuando el agua sucia entra en contacto con heridas en la piel.
La OMS ha anunciado una donación de 42.000 dólares (28.700 euros) para ayudar en esta situación de emergencia.
Vendrá un nuevo temporal
El norte de Filipinas se prepara para un nuevo temporal sin apenas haber podido recuperarse del anterior, la tormenta tropical 'Ketsana'. Los meteorólogos han advertido hque un sistema de baja presión atmosférico que se aproxima al archipiélago por el Pacífico ya se ha convertido en tormenta y puede transformarse en tifón antes de tocar tierra dentro de dos días.
Ahora azota Vietnam
Al menos 23 personas han muerto y otra se encuentra desaparecida tras la llegada a Vietnam del tifón "Ketsana", que en Filipinas causó 246 muertos y 1,9 millones de damnificados.
Fuentes del Comité Central de Control de Inundaciones y Tormentas indicaron que las víctimas mortales se han producido en las provincias de Quang Nam, Quang Ngai, Binh Dinh y Kon Tum.
Árboles caídos, tejados volados, calles y casas inundadas son algunos de las primeras consecuencias de la presencia del tifón que, si continúa la ruta hacia el interior que pronostican los meteorólogos, perderá fuerza y bajará a tormenta tropical.