Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Karzai se alza con la mayoría absoluta en el escrutinio provisional de votos

Con el escrutinio provisional de los comicios afganos finalizado, el presidente Hamid Karzai se ha hecho este miércoles con la mayoría absoluta, aunque aún debe efectuarse un nuevo recuento en un 10 por ciento de los colegios donde se han registrado indicios de fraude, algo que podría alterar este resultado.
Al parecer, y según el cómputo preliminar, el presidente se ha hecho con 3.093.256 votos, lo que supondría un 54,6 por ciento, frente a los 1.571.581 votos, un 27,8 por ciento, de su principal rival, el ex ministro de Exteriores, Abdulá Abdulá.
Karzai necesita superar el umbral del 50 por ciento para salir reelegido de forma inmediata y evitar una segunda vuelta, en la que un candidato pudiera aglutinar los votos de otros aspirantes para intentar arrebatarle la Presidencia.
Votos "sospechosos"
El jefe de la Comisión Electoral Independiente (IEC), Daud Alí Najafi, ha cifrado en 5.662.758 las papeletas que se han dado por válidas en el recuento. Sin embargo, ha puesto "en cuarentena" los sufragios de un 2,15 por ciento de los colegios electorales, susceptibles de haber registrado irregularidades.
Entretanto, el jefe de la misión de observación electoral de la Unión Europea en el país, el general francés Phillippe Morillon, ha cifrado en 1,5 millones los votos "sospechosos" de ser fraudulentos, en concreto, 1,1 millones favorables a Karzai, lo que equivaldría a alrededor del 20 por ciento de los emitidos.
Ahora la Comisión de Quejas (ECC), órgano independiente en el que hay integrados miembros de la ONU, deberá escrutar de nuevo las papeletas depositadas en 2.500 de los 26.000 centros de voto que abrieron sus puertas el día 20 de agosto.
Divisiones internas
El controvertido escrutinio afgano ha causado incluso divisiones internas entre los responsables de la misión de asistencia de la ONU en Afganistán (UNAMA).
La ONU confirmaba este pasado martes que el enviado especial adjunto del organismo en Kabul, había abandonado temporalmente la capital afgana, aunque negaba también que fuera despedido por el máximo responsable de la UNAMA, por sus diferencias en la estrategia del organismo, tal y como publicó el diario "The Times".
Desde Bruselas, la UE aboga por dar a las instituciones afganas el tiempo que necesiten para investigar las denuncias de fraude y garantizar así la legitimidad del futuro Gobierno.