Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Julián Muñoz, dado de alta tras 10 días en el hospital

Julián Muñoz pidiendo el tercer gradogtres

El exalcalde de Marbella (Málaga) Julián Muñoz ha recibido este lunes el alta del Hospital Clínico Universitario 'Virgen de la Victoria' de la capital, donde ha permanecido durante 10 días y fue sometido a un cateterismo cardiaco.

El exregidor fue trasladado el pasado 25 de septiembre desde la cárcel malagueña de Alhaurín de la Torre, donde cumple condena, hasta el hospital tras sufrir un dolor en el pecho y un desvanecimiento. Ingresó en urgencias, donde se le practicaron varias pruebas, pero luego fue trasladado al módulo penitenciario del propio centro.
El pasado día 30 de septiembre fue sometido a un cateterismo, prueba diagnóstica realizada con anestesia local, que duró en torno a dos horas y se desarrolló sin incidencias, tras lo que fue trasladado de nuevo al módulo penitenciario, donde siguió recuperándose hasta este lunes.
Según señaló en su momento su abogado, Antonio José García Cabrera, director de la firma Lemat Abogados, Muñoz necesitaba que le realizaran dos cateterismos, uno de diagnóstico y otro terapéutico, para intentar dilatar la arteria aorta con la implantación de un 'stent'.
El exalcalde tenía problemas en las válvulas aórtica y mitral del corazón, consistentes en regurgitación sanguínea, que fueron detectados en una ecocardiagrafía realizada tras su ingreso en el centro hospitalario.
A principios de agosto, el juez de Vigilancia Penitenciaria de Málaga acordó que Muñoz siguiera cumpliendo su condena en tercer grado por su delicado estado de salud, al entender que concurrían los requisitos que la ley exige para supuestos especiales, como una enfermedad grave e incurable.
No obstante, posteriormente, la Audiencia de Málaga revocó el beneficio del tercer grado, atendiendo al recurso del fiscal, considerando que en el caso de Muñoz no se cumplen los requisitos necesarios para el otorgamiento del mismo, aunque la defensa pidió la nulidad de esta resolución.