Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Julian Assange seguirá detenido hasta el 14 de diciembre

El tribunal británico ante el que ha comparecido este mediodía el fundador de Wikileaks, Julian Assange, ha rechazado su puesta en libertad bajo fianza, por lo que el australiano seguirá bajo custodia hasta la próxima audiencia, fijada para el 14 de diciembre.
Previamente, Assange ha hecho saber al Tribunal de Magistrados de Londres que no aceptaría su extradición a Suecia, país que le reclama por delitos de acoso sexual y violación en respuesta a una denuncia presentada por dos voluntarias suecas de Wikileaks el pasado agosto.
Según informa el diario 'The Guardian', el periodista John Pilger, el cineasta Ken Loach y Jemima Khan han ofrecido hasta 20.000 libras cada uno como garantía para la puesta en libertad de Assange. Sin embargo, el juez ha rechazado su libertad bajo fianza sobre la base de que éste tiene acceso a medios financieros, el caso es serio y teme que no vuelva a presentarse.
Tras conocerse la noticia, Wikileaks ha publicado un breve mensaje en Twitter condenando la decisión del tribunal. "Defraudados por la extrañísima decisión del sistema judicial británico de negar la libertad bajo fianza a Julian Assange, pero las publicaciones del 'cablegate' seguirán como estaba previsto", reza el texto.
Detenido esta mañana

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, ha sido detenido este martes por la Policía británica en virtud de la euroorden de arresto emitida en su contra por las autoridades de Suecia en relación con los cargos de abuso sexual y violación que se imputan en este país nórdico.
"Julian Assange ha sido detenido en virtud de una orden de arresto europea tras comparecer en una comisaría de Londres a las 9:30 horas", una hora más en España, ha informado la Policía Metropolitana en un comunicado. Su detención se ha producido "a petición de las autoridades suecas bajo la sospecha de violación".
Anoche, el abogado del australiano en Reino Unido, Mark Stephens, había indicado que su cliente estaba dispuesto a reunirse con la Policía británica con el objetivo de responder a las preguntas pertinentes tras la llegada a Londres de la orden de arresto procedente de Suecia."Julian Assange no ha sido imputado de nada", subrayó Stephens en declaraciones a la BBC, aclarando que la intención del fundador de Wikileaks era "facilitar" a las fuerzas de seguridad la información que necesiten.
Nuevas revelaciones
Precisamente hoy Wikileaks ha dado a conocer nuevas revelaciones. Según estos documentos, la Embajada de Estados Unidos en Rabat estimaba en agosto de 2009 que, en caso de referéndum de autodeterminación, la "mayoría de los saharauis" votarían a favor de la autonomía del Sáhara Occidental.
El documento, de carácter confidencial y remitido a la Secretaría de Estado en Washington por el encargado de negocios de la Embajada, Robert P. Jackson, precisa que el nivel de desarrollo social del Sáhara Occidental "supera claramente el del propio Marruecos" y que la situación de los Derechos Humanos en el territorio ha "mejorado drásticamente", pese a persistir cierta "paranoia" de las autoridades contra los grupos partidarios de la independencia.
Las elecciones en Marruecos
El cable destaca la alta participación en las elecciones locales del 12 de junio de 2009. "Esta participación electoral revela "que una significativa parte de la población del territorio saharaui, además de la población mayoritariamente inmigrante, apoya la soberanía marroquí", prosigue el cable. "Las múltiples entrevistas y fuentes independientes del territorio sugieren que el principal objetivo de la mayoría de los saharauis es más el autogobierno que la autodeterminación", asegura la Embajada norteamericana.
Asimismo, según revelan varios cables diplomáticos divulgados por Wikileaks, la OTAN aprobó en enero de este año la extensión del plan Eagle Guardian, para la protección de Polonia, a Estonia, Letonia y Lituania con el fin de amparar a los países bálticos frente a un eventual ataque de Rusia, cuyas probabilidades de producirse habrían aumentado desde la guerra de Georgia en 2008.
Un plan de protección
La decisión se adoptó el 22 de enero de este año a instancias de Estados Unidos, tras superar la férrea oposición de Alemania y otros miembros europeos, así como la del secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, quien insistió en subrayar que Rusia ya no era considerado una amenaza por la organización internacional. No obstante, los últimos movimientos de Rusia terminaron de convencer a los países europeos.
Wikileaks también ha desvelado que el Departamento de Estado norteamericano solicitó a sus diplomáticos en Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Omán, Chad, Egipto y Sudán que informaran a los gobiernos de estos países de que si no cortaban el suministro de armas a Irán y Siria, incurrirían en una violación de las resoluciones de Naciones Unidas sobre las restricciones a la exportación de armamento a estas dos naciones.