Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juan Rosell, nuevo presidente de la CEOE

Juan Rosell, presidente de la CEOECNN+
Juan Rosell será el presidente de la CEOE durante los próximos cuatro años, en sustitución de Gerardo Díaz Ferrán, tras ser elegido por 444 votos de los 710 emitidos, en las que han sido las primeras elecciones en el seno de la Confederación.
La candidatura encabezada por el presidente de la CEA, Santiago Herrero, en la que se integró la presentada por el presidente de Ametic, Jesús Banegas, obtuvo 247 votos. Además, hubo 16 votos en blanco y 3 nulos.
Rosell, que se convierte así en el cuarto presidente de la organización, había recibido hasta la fecha el apoyo de las tres principales organizaciones de empresarios dentro de la CEOE: la patronal madrileña (CEIM), la metalúrgica (Confemetal) y la de la pequeña y mediana empresa (Cepyme).
Línea continuísta de Díaz Ferrán

Minutos después Rosell tomó la palabra, primero para dirigirse a su organización y luego a los medios. Según dijo, el punto de partida de su proyecto pasará por reestructurar la CEOE, con una reducción de 21 vicepresidencias a un máximo de nueve, cuyos nombres será propuestos en la Junta Directiva del próximo 12 de enero.
Preguntado por si Herrero y Banegas mantendrán sus vicepresidencias, Rosell indicó que "a la mínima que ellos quieran van a formar parte" de su proyecto. "Todos somos pocos y necesarios", dijo en un llamamiento a la unidad.
No obstante, Rosell hizo un reconocimiento expreso a la "nueva etapa iniciada en Cepyme", con Jesús Terciado al frente, con quien ya dijo que colaborará "estrechamente", al igual que con su "buen amigo", el presidente de la patronal madrileña (CEIM), Arturo Fernández.
Por otro lado, Rosell prevé mantener los 46 miembros del Comité Ejecutivo y se mostró favorable a que Díaz Ferrán, del que dijo ser "gran amigo", presida la Fundación de la CEOE, tal y como señalan los estatutos, siempre que no se oponga la mayoría de los miembros, cosa que consideró poco probable.
Por su parte, Rosell dijo que se tomará un "tiempo prudencial" para hacer el relevo al frente de Fomento del Trabajo y que en los próximos días mantendrá contactos con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el resto de partidos políticos y los sindicatos para presentarse formalmente como presidente de la CEOE.
Poner al Estado "a dieta"
De puertas para fuera, Rosell se comprometió a impulsar la colaboración con el Gobierno para acometer las reformas que la economía necesita, empezando por poner al Estado a 'dieta', pues se ha hecho "muy grande y voluminoso". "Vamos a ver esas grasas cómo se podrían reducir".
A su juicio, es preciso lograr un Estado más pequeño, pero "más eficiente" a través de una reestructuración a la manera que se ha hecho con diferentes sectores de la economía. "No debemos tener miedo", añadió.
Así pues, Rosell afirmó que "los empresarios deben convencer a los políticas de que hacer reformas es la mejor medicina para el futuro del país".
Diaz Ferrán carga contra el Gobierno
El hasta ahora presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, ha dejado su puesto con unas declaraciones cargadas de reproches al Gobierno. Ha asegurado que, si el Ejecutivo hubiese adoptado con mayor rapidez las propuestas de los empresarios, habría evitado el actual grado de "deterioro" de la economía y la recuperación estaría más próxima.
Según ha explicado, las propuestas de la patronal, así como él, han recibido "ácidas críticas y descalificaciones genéricas", a pesar de que después han sido adoptadas por el Gobierno de "forma parcial y tardía".
Sin embargo, ha destacado que esas críticas las asumió y afrontó desde la independencia y la firmeza de la CEOE, a pesar de que se negoció desde el "respeto" con el Gobierno y los sindicatos.
Se disculpa
En cuanto a su gestión, de más de cuatro años al frente de la CEOE, ha agradecido el apoyo mostrado por todo el personal de la patronal, especialmente al secretario general, José María Lacasa.
Además, ha aprovechado para disculparse de todos los "errores" que ha podido cometer y ha asegurado que, a pesar de todas las dificultades vividas, los años que ha dirigido la CEOE han sido "apasionantes" y le han permitido conocer y valorar mejor a los empresarios.
"Sé que me comprenderéis si os reitero que en estos momentos delicados me siento orgulloso de ser empresario", ha afirmado.