Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

José Ramón Pindado

Ser el primero en llegar a la redacción todos los días me ha hecho comprobar, en directo y en primera persona, que no por mucho madrugar amanece más temprano. Las carreteras sí están puestas a las cinco de la mañana y no hay atascos. A partir de ahí, todo es posible. El reto de poner en marcha la primera edición de un canal de noticias produce a diario tal descarga de adrenalina que todavía hoy me pregunto cómo es posible que no se me haya llenado el pelo de canas. No hay red y el tiempo vuela... Lo último, lo importante, las imágenes, los protagonistas...Tienen que estar todos... el traje, el maquillaje... sin tiempo para la peluquería... "3-2-1... Hablando... SALUDOS, BUENOS DIAS..." Hay que tener las ideas claras y no dudar. Y aunque haya sueño, no hay tiempo para el bostezo.