Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jornada de intensa violencia en Pakistán

Atentado contra la Agencia Federal de Investigación en PakistánReuters
Al menos 39 personas, 10 de ellas terroristas, han perdido la vida este jueves en una serie de ataques contra la Policía paquistaní en las ciudades de Kohat, provincia de la Frontera del Noroeste, y Lahore, capital de la provincia de Punjab, según un nuevo balance oficial.
El primer atentado ha sido perpetrado mediante coche bomba en la comisaría de Kohat y ha causado al menos la muerte de diez personas, según ha indicado un agente de Policía que fue testigo de los hechos. Entre las víctimas mortales había niños, ha precisado.
Varios policías muertos
Poco después, cuatro hombres armados han abierto fuego contra el exterior de una comisaría regional de la Agencia Federal de Investigación de Lahore, según varios testigos, que desconocían la identidad de los asaltantes. Al menos siete personas han fallecido, entre ellos uno de los atacantes y cuatro agentes, según la Policía. El edificio ya ha sido desalojado.
Asimismo, varios hombres armados han atacado el centro de entrenamiento policial de Manawa y la Academia de la Policía, ambos en Lahore. Seis agentes han muerto en el centro de Manawa, según el jefe local de Policía, Pervez Rathore. Aparte, tres de los asaltantes, vestidos de negro, han hecho detonar las cargas explosivas que llevaban consigo.
En la Academia, han muerto de momento dos policías, según fuentes oficiales de seguridad. Según la Policía, entre los atacantes hay mujeres. Los medios han asegurado que los asaltantes han tomado rehenes.
Último atentado
Varias personas han resultado heridas este jueves en Peshawar, capital de la Provincia de la Frontera Noroeste (NWFP), en una explosión registrada en un barrio residencial.
La explosión se ha producido en la Colonia Gulshan Rehman, donde residen empleados de la secretaría provincial. Dicha colonia se encuentra en la calle Kohat, nombre de la localidad en la que precisamente se produjo un atentado suicida contra una comisaría en el que murieron al menos once personas.