Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jornada electoral con bombas en Irak

Un atentado contra el Ministerio del Interior de Irak causa 17 muertosReuters
Doce de los fallecidos han perdido la vida en la explosión que ha destruido un bloque de apartamentos en Bagdad. Previamente, otra explosión registrada en otro bloque causó la muerte de otras cuatro personas. Más otras cuatro personas murieron al explotar un cohete casero en otro punto de la ciudad.
El total de heridos en diferentes actos de violencia en todo el país durante el transcurso de la jornada electoral se eleva ya a 65. Los ataques parecen haber sido perpetrados, según la Policía, por los mismos insurgentes suníes que prometieron interrumpir violentamente las elecciones, que a su juicio sólo pretenden consolidar en el poder a los "heréticos" partidos chiíes.
El portavoz de las fuerzas de seguridad de la capital, general Qassim al Mussawi, ha indicado que los cohetes y los morterazos parecen haber sido disparados desde partes de la ciudad de mayoría suní. "Estamos en estado de combate. Operamos en un campo de batalla y nuestros guerreros se esperan lo peor", advierte Al Mussawi.
Al Sadr insta a los iraquíes a que voten para que pongan fin a la "ocupación" de Estados Unidos, por lo que el clérigo chií Muqtada al Sadr, ha pedido a todos los iraquíes que acudan a los colegios en las elecciones parlamentarias de este domingo para que con su contribución pongan los cimientos de la "liberación" del país y la expulsión de las "fuerzas de ocupación" estadounidenses.
Al Sadr, jefe de la milicia más poderosa de Irak, el Ejército del Mahdi, ha adoptado durante los últimos dos años un perfil más político y ha desaparecido de la luz pública para completar sus estudios religiosos en la vecina Irán. "Aunque no hay mucha legitimidad en celebrar unas elecciones a la sombra de la ocupación,pido a los iraquíes que participen en señal de resistencia política y preparen el terreno para que los ocupadores abandonen el país", declara al Sadr en una conferencia de prensa en Teherán. "Pido al pueblo iraquí que acuda a las urnas para elegir a los mejores que puedan preparar el terreno para la liberación", añade el clérigo chií.