Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jornada de luto y dolor tras los últimos atentados de ETA

Este viernes es una jornada de dolor tras los últimos atentados de la banda terrorista ETA en Burgos y Palma de Mallorca, que han dejado dos guardias civiles muertos y decenas de heridos.
Los ciudadanos y los responsables políticos están expresando a través de diversos actos su repulsa por los crímenes de ETA. Desde el Congreso de los Diputados hasta el Ayuntamiento de Calviá se han concentrado para condenar el último atentado.
Los funerales
Los Príncipes de Asturias han presidido el funeral por los dos agentes fallecidos en el atentado de ETA en Calviá (Palma de Mallorca) Diego Salvá Lezaún y Carlos Sáenz de Tejada García. Entre fuertes medidas de seguridad, don Felipe y doña Letizia han llegado al templo gótico de la capital balear, junto la infanta Elena y los duques de Palma, quienes esta mañana han visitado la capilla ardiente de las víctimas.
El funeral ha sido oficiado por el arzobispo castrense, monseñor Juan del Río Martín, acompañado por el obispo de Mallorca, monseñor Jesús Murgui, en la Catedral de Palma.
En la puerta del templo han sido recibidos por el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, el presidente del Govern balear, Francesc Antich, el lehendakari vasco, Patxi López, y la presidenta del Parlament balear, Maria Antonia Munar, y el delegado del Gobierno en las Islas Baleares, Ramón Socías.
El numeroso público que hay dentro y fuera de la catedral ha aplaudido en numerosas ocasiones y ha lanzado vivas a la Guardia Civil al paso de miembros del instituto armado y de la familia de los dos agentes muertos.
A las doce del mediodía ha tenido lugar una concentración de condena del atentado en el Ayuntamiento de Calviá y en el Congreso de los Diputados. A las 19.00 horas habrá una concentración de repulsa de estos asesinatos convocada en Palmanova.
Abierta la capilla ardiente
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de la oposición, Mariano Rajoy, han visitado la capilla ardiente de los dos agentes de la Guardia Civil muertos en el atentado de Palmanova (Calvià).
Rodríguez Zapatero y Rajoy han llegado a Palma poco antes de la nueve en el mismo avión oficial, pero han llegado por separado a la capilla ardiente, con apenas unos minutos de diferencia.
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha condecorado en la capilla ardiente a los dos agentes muertos en el atentado con la Cruz de Oro al mérito de la Guardia Civil, la más alta distinción del instituto armado, en presencia de los padres y hermanos de las víctimas.
Tras este acto, Rodríguez Zapatero y Rajoy han abandonado el Palacio de la Almudaina para dirigirse a la base aérea de Son San Joan, desde donde han emprendido juntos el viaje de regreso a Madrid.