Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Javier Fernández, el pentacampeón más modesto

Ni pancartas ni banderas ni aficionados esperando a su vuelo de Berlín. Es nuestro campeón más discreto. Y también el único capaz de hacer sonar cinco veces el himno de España en lo más alto del podio europeo. El pentacampeón más modesto. Con sus vuelos y piruetas imposibles, al ritmo de Elvis, Javier Fernández ha logrado su quinto campeonato de Europa consecutivo y ya tiene dos campeonatos del mundo. En un país donde el patinaje artístico apenas cuenta con 400 federados, él es un pionero. Y uno que sigue abriendo nuevos horizontes. Su próximo sueño es el oro olímpico y, –con su exigencia–, desde que se calzó los patines a los seis años, Javier ha demostrado ser capaz de convertir todos sus sueños en hazañas.