Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jamenei advierte que las elecciones se ganan en las urnas y no en la calle

El líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, ha declarado, en su primera intervención pública desde que comenzaron los disturbios, que las leyes de la República Islámica nunca permitirían un fraude electoral y que los resultados electorales deben proceder de las urnas y no de las calles. Por ello, ha pedido el fin de las manifestaciones ya que, ha advertido, los manifestantes no conseguirán que las instituciones acepten las "reclamaciones ilegales" de los candidatos".
Asimismo, ha pedido a los diferentes líderes políticos que impidan las actitudes extremistas porque, ha advertido, serán responsables de cualquier derramamiento de sangre que se derive de ello. Jamenei ha declarado también que "los enemigos" del país "están atacando la legitimidad del sistema islámico mediante el procedimiento de cuestionar las elecciones y su credibilidad tanto antes como después de las votaciones".
"Hoy, lo que la nación iraní necesita es tranquilidad", ha proseguido Jamenei, para quien entre los principales dirigentes del país no hay fisuras, sino meras diferencias de opinión. "Mis opiniones sobre política exterior e interior están más cerca de las de Ahmadineyad que de las de otros responsables", ha admitido.