Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Israel expulsa a los más de 600 activistas detenidos

Los cientos de activistas de la "Flotilla de la libertad" detenidos el lunes por el Ejército israelí ya han salido del centro de detención de Beer Sheva, al sur de Tel Aviv, y han sido trasladados en autobuses a uno de los dos aeropuertos de la ciudad para su repatriación.
Tras una reunión de ministros, "se acordó que los detenidos sean deportados inmediatamente", afirmó el portavoz Nir Hefez, en un comunicado recogido por la prensa local que da un plazo de 48 horas para completar las repatriaciones. Netanyahu adoptó esta decisión después de horas de consultas con sus ministros y en un contexto internacional de condena contra una acción que provocó la muerte de nueve personas.
Más de 680 activistas detenidos
La medida afecta a 682 personas, en su mayoría ciudadanos turcos (380), según un listado difundido por las autoridades locales y recogido por el diario 'Haaretz'.
También figuran en la lista ciudadanos de Australia, Azerbaiyán, Italia, Indonesia, Irlanda, Argelia, Estados Unidos, Bulgaria, Bosnia, Bahréin, Bélgica, Alemania, Sudáfrica, Países Bajos, Reino Unido, Grecia, Jordania, Kuwait, Líbano, Mauritania, Malasia, Egipto, Macedonia, Marruecos, Noruega, Nueva Zelanda, Malasia, Egipto, Omán, Pakistán, República Checa, Francia, Kosovo, Canadá, Suecia, Yemen y España.
Los primeros deportados
Los primeros deportados han sido los activistas turcos. Según el diario israelí 'Yedioth Ahronoth', al menos 130 turcos fueron los primeros en ser trasladados al aeropuerto internacional de Ben Gurión, en Tel Aviv, desde la prisión de alta seguridad de Beershava, al sur de la capital. En el aeropuerto Ben Gurión ya están preparados varios aviones con destino a Turquía.
Aparte, 124 activistas de 12 países musulmanes han sido trasladados a Jordania en cinco autobuses de este país. Entre los activistas figuran 30 jordanos y ciudadanos de otros países que, a diferencia de Amán, no tienen relaciones con Tel Aviv.
Israel insiste en sus argumentos
No obstante, Israel sigue justificando su ataque a la 'Flotilla de la Libertad'. El embajador de Israel ante Naciones Unidas, Aharon Leshno Yaar, afirmó ante el Consejo de Derechos Humanos de este organismo que los activistas que integraban la flotilla asaltada con provisiones y equipos para Gaza tienen vínculos con grupos terroristas islamistas.
Yaar aseguró que la entidad turca organizadora del envío de ayuda a la Franja de Gaza, Insani Yardim Vakfi (IHH) "manifiesta frecuentemente y forma pública sus conexiones con los Hermanos Musulmanes egipcios (el partido musulmán más antiguo del mundo al que algunos gobiernos ligan con grupos extremistas) y el Movimiento de Resistencia Islámica Hamás (que controla la Franja y al que Israel considera un grupo terrorista)", afirmó el diplomático, que añadió que IHH tiene un papel fundamental en la financiación de Hamás en todo el mundo.
Se trata de unas acusaciones que fueron apoyadas en 2006 en un informe redactado por un experto en terrorismo internacional del Instituto Danés de Estudios Internacionales, que acusó a IHH de financiar y enviar activistas a grupos islamistas radicados en países como Afganistán, Bosnia y Chechenia, algo que fue inmediatamente desmentido por la organización turca.