Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Irlanda reconoce que puede necesitar ayuda europea

El comisario de Asuntos Económicos ha señalado que la situación es muy urgente y grave. Además, ha expresado que es importante que se restaure la confianza en el sector bancario irlandés por el bien de la estabilidad financiera de Europa. Las negociaciones se inician este jueves, si definitivamente el gobierno irlandés lo pide, la eurozona actuará.
Del mismo modo, el diálogo no se centrará únicamente en los problemas del sector bancario, como pretende Irlanda, sino que también cubrirá el programa de consolidación fiscal para los próximos cuatro años que prepara Dublín, y que se presentará antes de que acabe el mes, y los presupuestos para 2011.
Por su parte, el ministro irlandés de Finanzas, Brian Lenizan, ha asegurado que el "ataque" sobre el euro ha sido el que ha provocado que el país busque asistencia de la Unión Europea y el FMI.

En esta misma línea, el ministro ha reconocido por primera vez, desde que se inició la crisis de deuda, que puede necesitar un paquete de ayuda "si se materializan dificultades adicionales". Este reconocimiento es esencial, para que el play de ayuda europeo se ponga en marcha formalmente.
Sin embargo, este movimiento supone el inicio de los preparativos para poner en marcha un plan de ayuda con fondos comunitarios para sus bancos, ya nacionalizados. Por su parte, Bruselas ha advertido que sea cual sea el tipo de ayuda, Irlanda no se librará de un proceso de reformas y ajustes que lleva implícito el recurso al multimillonario Fondo Europeo de Estabilidad Financiera creado tras la crisis de Grecia.