Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Irlanda no descarta un rescate pero aún no ha solicitado ayuda

Hasta el momento son solo rumores pero Irlanda no descarta la posibilidad de tener que recurrir a Europa en búsqueda de ayuda para capear su crisis de deuda. No obstante, desde Dublín se quiere dejar claro que todavía no se ha solicitado ayuda financiera de la UE.
"Las cosas están sucediendo día a día", dijo el ministro de Justicia, Dermot Ahern, al programa "The Week in Politics" de la emisora nacional RTE cuando le preguntaron si pondría su reputación en juego y diría que Dublín no solicitaría ayuda. Sin embargo, Ahern dijo que las informaciones de que Irlanda estaba en negociaciones de ayuda eran "ficción".
Por su parte, en una declaración enviada por correo electrónico, un portavoz del Departamento de Finanzas señaló que había contactos actuales con colegas internacionales "a la luz de las actuales condiciones de mercado" pero repitió que no se había solicitado ayuda.
Fuentes de la UE dijeron durante los últimos dos días que había negociaciones encaminadas sobre un posible rescate y que era improbable que Irlanda, con crecientes costos de endeudamiento, resista sin asistencia.
Evitar un caso como el de Grecia
La UE desea que Irlanda acepte ayuda, según indicaron fuentes, para evitar un escenario similar al visto en Grecia, donde los problemas de presupuesto de un país llevaron a toda la zona euro a una crisis.
Precisamente este lunes, la UE ha elevado hasta el 15,4% del PIB su estimación del déficit público de Grecia en el año 2009, frente a la cifra provisional del 13,6% calculada el pasado mes de abril, lo que sitúa a Grecia a la cabeza de los países con mayores déficit públicos de la UE.
Por otro lado, Eurostat ha ratificado que el déficit público se situó en España en el 11,1% del PIB en 2009, mientras la deuda se disparó desde el 39,8% del PIB en 2008 hasta el 53,2% el año pasado.
Así, España fue el cuarto país de la UE con mayor déficit público el año pasado, sólo superado por Grecia (15,4%), Irlanda (14,4%) y Reino Unido (11,4%). Los déficits más bajos se registraron en Luxemburgo (0,7%), Suecia (0,9%) y Estonia (1,7%).
El Banco de España confía en una reacción de Irlanda
Ante estas informaciones, el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ha afirmado que cabe esperar que una adecuada reacción por parte de Irlanda y las clarificaciones efectuadas por los ministros europeos en el marco del G-20 sobre el alcance de los mecanismos de resolución de crisis en la UE "ayuden a calmar los mercados y disipar inquietudes infundadas".
En el X Encuentro Financiero Internacional de Caja Madrid, organizado por la entidad y el diario 'El País', el gobernador se refería de esta manera a las nuevas incertidumbres surgidas en las últimas semanas sobre la situación fiscal y bancaria en Irlanda, así como a las dudas sobre el diseño del mecanismo permanente de resolución de crisis.