Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Irán comienza a procesar uranio enriquecido al 20 por ciento

Irán ha comenzado a procesar uranio enriquecido al 20 por ciento este martes en la central de Natanz, según la cadena estatal Al Alam, una medida percibida por varios países como un desafío a la comunidad internacional que podría derivar en nuevas sanciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.
"Hoy hemos empezado a fabricar combustible nuclear enriquecido al 20 por ciento (...) en presencia de inspectores de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA)", han indicado fuentes del Gobierno a la cadena.
El acuerdo, más lejos

La propia AIEA indicó este pasado lunes que los planes de Irán para comenzar a producir uranio al 20 por ciento podrían disminuir las posibilidades de un acuerdo para que Teherán enviara barras de este combustible al extranjero, una propuesta destinada a disipar las dudas de la comunidad internacional respecto a los planes nucleares iraníes y que parecía estar cerca de cerrarse.
El canje de uranio fue tratado por primera vez el año pasado entre Irán y el grupo 5+1 (EEUU, China, Rusia, Francia y Reino Unido, más Alemania), y tiene como objetivo asegurarse de que el país persa no pueda procesar este combustible hasta niveles que permitiesen fabricar una bomba atómica.
Un acuerdo que, según indicó el pasado viernes el ministro de Exteriores iraní, Manouchehr Mottaki, se iba a producir "en un futuro no muy lejano". Sin embargo, las autoridades iraníes anunciaron el domingo su intención de comenzar a enriquecer uranio unilateralmente, algo que ha sido calificado como un "desafío" por algunas naciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.
¿Nuevas sanciones?
EEUU y Francia habían instado al organismo internacional a que apruebe una nueva ronda de sanciones contra el país persa, sería la cuarta, si cumplía con la amenaza de comenzar a procesar uranio al 20 por ciento. Rusia también se ha mostrado dispuesta a adoptar "medidas serias" contra Teherán, incluido el reforzamiento de las sanciones, si finalmente llevaba a cabo sus planes, que todo indica que así lo ha hecho.